Batido de manzana y canela

Ya sabéis que para beneficiarnos de todos los nutrientes de la fruta es mejor comerla siempre entera, pero de vez en cuando no me puedo resistir a hacer algún delicioso batido, smoothie o zumo. Por eso, el otro día anduve experimentando y hoy os traigo este delicioso batido de manzana y canela.

Este batido es ideal para tomar algo de fruta y quitarnos esas ganas de comer algo dulce ya que lo he endulzado con miel. La miel posee una gran cantidad de azúcar, pero menos que el azúcar moreno o el azúcar blanco. Además, tiene otro tipo de vitaminas y nutrientes que hace que sea una muy buena opción para endulzar nuestros postres y batidos.

batido de manzana y canela
batido de manzana y canela

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer el batido de manzana y canela?

Para una persona necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1/2 manzana. Yo he utilizado una manzana amarilla pero podéis usar la que más os guste.
  • Un vaso de leche, de la que prefiráis, yo he usado semidesnatada.
  • 1/2 cucharadita de canela.
  • 1 cucharadita de miel.

Si queréis hacer más raciones, sólo tenéis que multiplicar los ingredientes por el número de personas que seáis y listo.

Elaboración

Si disponéis de una batidora de vaso os va a resultar muy fácil elaborar este batido. Si no, tendremos que apañarnos con una de mano. No obstante, os cuento.

  1. Echamos en la batidora, o batimos a mano la manzana previamente troceada (así quien la tenga que batir a mano le costará menos) junto con la leche, la canela y la miel hasta que no queden grumos. Si sois muy golosos podemos añadir una bola de helado de vainilla ;).
  2. Decoramos con un poquito de canela o miel, depende del toque final que queráis darle. Tengo un truco infalible para decorar los batidos con ingredientes en forma de polvo como el cacao, la canela, el azúcar glass… y consiste en poner un poquito del ingrediente en un colador y darle unos suaves toques encima del batido. Así el ingrediente se reparte uniformemente y queda perfecto.

Y así de fácil es. Podéis hacerlo por la noche y guardarlo para la mañana siguiente o llevároslo al trabajo en un termo. Eso sí, una vez hecho es muy difícil resistirse a no probarlo inmediatamente.

Espero que os guste mucho y, ya sabéis, si tenéis nuevas ideas sobre batidos o zumos me encantaría recibirlas 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *