Mug Cake de Brownie de Aguacate

El aguacate es un super alimento que está muy de moda. Sirve para todo: para hacer platos salados, dulces, da una textura maravillosa a las cremas y bizcochos y es muy saludable. Por eso, no he podido evitar incorporarlo a esta receta dulce: Mug Cake de Brownie de Aguacate.

mug cake de brownie de aguacate
mug cake de brownie de aguacate

 

Ya sabéis lo que me encantan los Mug Cake, no puedo evitar probar todas las recetas de tartas y bizcochos deliciosos en una taza. ¿Por qué te apasionan tanto me preguntaréis? Pues por 3 razones: porque se preparan en un periquete, no necesitas muchos recursos y tienen la medida perfecta de una porción, así no nos empachamos ni nos pasamos (que hay que cuidarse).

¿Qué ingredientes necesito para hacer este Mug Cake de Brownie de Aguacate?

  • 3 cdas de harina.
  • 1/2 cdita de levadura.
  • 1cda de cacao.
  • 1/2 aguacate (si está un poco maduro mejor, así os costará menos mezclarlo).
  • 1 yema.
  • 3 cdas de leche.
  • 2 cdas de miel.
  • Una pizca de sal.

Y, ¿cómo lo hago?

Como casi todos los Mug Cakes, este no podía ser  mucho más complicado así que sólo tenéis que seguir 3 sencillos pasos:

  1. Mezcla en una taza los ingredientes secos: harina, levadura, cacao y sal.
  2. En otro recipiente aparte, mezcla los ingredientes húmedos: el aguacate, la yema, la leche y la miel. Incorpora esta mezcla a la anterior (que está en la taza) y remueve bien hasta que quede una masa bien uniforme. Yo intento batir los  ingredientes con un tenedor pero si os cuesta podéis usar la batidora.
  3. Mete la taza dos minutos al microondas y ¡ya está listo!

Os advierto que yo le eché dos cucharadas de miel y no me quedó muy dulce. Si preferís algo más de dulzor, podéis añadirle más miel o cambiarla por azúcar moreno. En cuanto a la leche, yo uso una vegetal de arroz, pero admite cualquiera.

Espero que os guste mucho y si tenéis dudas escribidme o dejadme algún comentario.

¡Un abrazo a tod@s!

mug cake de brownie de aguacate 2

Churros caseros

Los churros son el desayuno oficial de los domingos desde que el mundo es mundo. Si os pasa como a mí que os gusta hurgar en la cocina o que no tenéis una churrería cerca (en mi caso ambos) en este post os enseño a preparar unos deliciosos churros caseros.

churros caseros
churros caseros

¿Qué necesitamos para preparar estos deliciosos churros caseros?

  • 180 g de harina normal (una taza).
  • 240 g de agua (la misma taza de harina la podemos llenar de agua y la medida sería correcta, pero la harina y el agua tienen diferente peso, por eso vemos que el agua pesa mas).
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • Aceite pare freír los churros (yo utilicé de girasol).
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de canela.

Y si me levanto pronto el domingo, ¿cómo los hago?

El procedimiento es muy sencillo

  1. Calentamos en un cazo el agua con la mantequilla y la sal y removemos hasta que se disuelva bien la mantequilla.
  2. Cuando la mezcla hierva, añadimos la harina y apartamos el cazo del fuego. Removemos bien todo hasta que quede una masa homogénea. Queda bastante espesa.
  3. Retiramos del fuego y la dejamos reposar unos minutillos.
  4. Preparamos una manga pastelera y metemos la masa dentro.
  5. Calentamos el aceite en la sartén (a fuego medio-alto) y vamos formando los churros directamente sobre la sartén. Yo los hice rectos porque no me atrevía a hacerlos en forma de lazo jeje.
  6. Cuando estén dorados los sacamos y los ponemos sobre un plato con papel de servilleta para que absorba el aceite.
  7. Después mezclamos el azúcar y la canela y rebozamos los churros previamente secados con papel en la mezcla de azúcar y canela.

Y ya tenemos nuestros deliciosos churros listos para comer.

También podemos meterlos en chocolate fundido y dejarlos secar para conseguir esos maravillosos churros que vemos en la feria. También están deliciosos con un toque de dulce de leche casero o acompañado de un delicioso Pumpkin Spice Latte.

Espero que os gusten mucho 🙂

 

Sandwich de dulce de leche y plátano, no te podrás resistir

Una vez hayáis probado este sandwich de dulce de leche y plátano no querréis nada más, lo sé y lo siento por descubriros este manjar pero no me quería guardar el secreto para mi sola jeje. En serio, os animo a probarlo porque no se tarda nada en hacer, y está súper rico. Ahora, si os advierto que os lo comáis moderadamente porque es un poco pesado. Si os apetece daros un caprichito un día especial, ésta es la receta clave.

sandwich de dulce de leche y plátano
sandwich de dulce de leche y plátano

 

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer un sandwich de dulce de leche y plátano?

  • 2 rebanadas de pan de molde.
  • Dulce de leche, lo podéis preparar casero con esta receta tan sencilla, queda delicioso.
  • Medio plátano.
  • Un poco de mantequilla o margarina para untar el pan.

¿Cómo lo hacemos?

  • Untamos las dos rebanadas de pan con dulce de leche.
  • Cortamos el medio plátano y lo ponemos de relleno entre las rebanadas.
  • Untamos las caras exteriores del sandwich de mantequilla o margarina, con un poquito basta.
  • Calentamos una sartén y doramos el sandwich por cada lado durante un minuto más o menos. A mi me gusta más dorado que tostado, pero eso va al gusto.

¿Veis que sencillo? Quizá prefiráis cambiar el plátano por fresas o por alguna fruta que os guste más que el plátano. No obstante, con plátano queda una mezcla espectacular.

Podéis servirlo cortado en triángulos en alguna fiesta o de postre para alguna comida o cena informal. Seguro que dejáis a vuestros invitados con la boca abierta, en sentido figurado, porque más bien estarán con la boca cerrada disfrutando de esta deliciosa receta 🙂

Dulce de leche casero

Si sois, como yo, unos férreos defensores del dulce de leche y os encanta coméroslo, no sólo a cucharadas sino añadirlo a cualquier receta, os recomiendo que probéis a hacer la receta de este delicioso dulce de leche casero. Es muy fácil de preparar, aunque os robará al menos una hora y media de elaboración. Aún así, os aseguro que merece mucho la pena.

dulce de leche casero
dulce de leche casero

 

¿Qué ingredientes necesitamos para preparar el dulce de leche casero?

Con muy pocos ingredientes conseguiréis un resultado delicioso:

  • 1 litro de leche, la que prefiráis, yo utilizo semidesnatada.
  • 300 g de azúcar blanco.
  • 1 cdita de bicarbonato.

Elaboración:

Aquí sí os pido que tengáis un poco de paciencia y os llevéis a la cocina la tablet con algún capítulo de vuestra serie favorita porque lleva un poco de tiempo hacerlo.

  1. Mezclamos en una olla la leche y el azúcar, la ponemos a fuego alto y removemos sin parar.
  2. Cuando la leche comience a hervir la retiramos del fuego y le añadimos una cucharadita de bicarbonato. Aquí el contenido de la olla crecerá por lo que os recomiendo que lo hagáis en una olla profunda para que no se salga. Seguimos removiendo un par de minutos.
  3. Volvemos a poner la olla en el fuego (o vitro o placa de inducción) y bajamos el fuego a la mitad y removemos sin parar durante al menos una hora y media. Veréis que el color de la leche va cambiando a marrón y que la mezcla se va espesando. Un truco para saber que el dulce de leche está listo es, con una cuchara de madera, hacemos una raya en el fondo de la olla y si vemos que se separa el dulce de leche y que no se junta, entonces es que está lo suficientemente espeso para retirarlo del fuego y dejarlo reposar.

Yo la primera vez que lo hice me quedó un poco más líquido y tampoco me importó mucho porque de sabor estaba bien y era muy cómodo de servir así que como prefiráis.

¿A qué le puedo añadir mi dulce de leche casero?

Hay muchas recetas que le van bien:

  • Con un poco de fruta, manzana, fresas, plátano.
  • Tortitas o crepes.
  • Tostadas y fruta.
  • Sándwich de plátano y dulce de leche (os recomiendo mucho que probéis esta).
  • Con helado.
  • Podéis usarla de topping en una cheesecake.
  • En un pudding de Chía y frutos secos.
  • Con un yogurt natural o griego.

Y creo que aquí ya tenéis unas cuantas ideas para volveros locos con este dulce de leche casero.

 

 

Donettes de azúcar y canela: irresistibles

Esta receta de donettes de azúcar y canela os va a encantar, sólo os digo que he tenido que repartir los que he hecho porque me los habría comido todos.

 

¿Qué necesitamos para hacer estos donettes de azúcar y canela?

Antes de empezar debéis saber que yo tengo  un electrodoméstico magnífico llamado donut maker, que permite hornear donuts, cupcakes y cake pops de forma muy limpia. Además, es ideal para aquellos que en casa no tengan horno.

Si no lo tenéis siempre podréis recurrir a esta receta de donuts al horno con azúcar y canela.

Si os habéis decidido por el donut maker aquí van los ingredientes para unas 16-18 unidades:

  • 260g de harina.
  • 1 sobre de levadura.
  • 130 g de azúcar + 2 cucharadas que reservaremos en un cuenco aparte.
  • 1 cda de azúcar avainillado.
  • 250 ml de leche.
  • 3 huevos.
  • 5 cucharas de aceite de oliva.
  • 1 pizca de sal.
  • 50 g de mantequilla.
  • 1 cucharadita de canela.

Pero, ¿cómo se hacen?

  1. Mezclamos las 2 cucharadas de azúcar que habíamos reservado con la canela y lo dejamos en un cuenco aparte.
  2. En un bol grande, mezclamos la harina, la levadura, los 130g de azúcar, el azúcar avainillado (si no tenéis podéis usar una cucharadita de esencia de vainilla), la leche, el aceite de oliva y la sal y batimos muy bien hasta que no quede ningún grumo.
  3. Encendemos nuestro donut maker y esperamos a que se caliente bien. Entonces con una cucharada vertemos porciones de la masa en el molde del donut maker hasta que rebose un poquito el borde. Cerramos y lo dejamos un par de minutos que suba.
  4. Sacamos los donettes y los dejamos enfriar. Mientras tanto vamos a preparar nuestra cobertura de canela y azúcar.
  5. Derretimos la mantequilla en el microondas y pintamos los donettes por las dos caras.
  6. Rebozamos el donette en el cuenco con el azúcar y la canela que habíamos reservado en el paso número 1.
  7. Dejamos reposar un poco los donettes para que la mantequilla se solidifique un poco y agarre bien el azúcar y la canela y listo, ya los tenemos preparados.

¡Y así de fácil es! Espero que os gusten tanto como a mí.

Un abrazo a tod@s.

 

Mug Cake de Kinder Bueno

El otro día probé este Mug Cake de Kinder Bueno y os tengo que decir que cada vez me pierden más los Mug Cakes. Si no habéis hecho nunca ninguno, os animo a probarlos.  Son tan fáciles, rápidos de hacer y tienen la proporción perfecta para una ración individual. Además, no hace falta ser muy cocinillas, la masa es muy parecida casi siempre y sólo tenéis que variar los ingredientes.

Y no me entretengo mucho más, voy a contaros como he hecho este Mug Cake de Kinder Bueno… si si, también podéis meterles dentro vuestra chocolatina favorita.

mug cake de kinder bueno
mug cake de kinder bueno

Ingredientes.

Para 1 Mug Cake necesitaremos:

  • 25g de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • 3 cucharadas de harina.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 3 cucharadas de leche.
  • 1 cucharadita de vainilla. Yo uso la vainilla líquida del Mercadona, me gusta mucho porque le da un buen sabor sin ser pesada.
  • 2 barritas de Kinder Bueno.

¿Cómo preparamos nuestro Mug Cake de Kinder Bueno?

  1. Ponemos la mantequilla dentro de una taza y la derretimos en el microondas. Podemos probar a trocearla bien e ir abriendo el microondas de 15 en 15 segundos. Así nos aseguramos de que no salte.
  2. Añadimos el huevo, la vainilla y la leche y batimos bien.
  3. Incorporamos la harina y la levadura y mezclamos todo bien hasta que no queden grumos.
  4. Troceamos una barrita de Kinder Bueno y mezclamos con la masa anterior.
  5. Metemos la taza al microondas durante 2 minutos y veremos que el bizcocho de la taza sube y queda genial.
  6. Con la barrita que nos queda, decoramos el Mug Cake. Yo la he partido en dos y he hecho un pequeño agujero en el Mug Cake par insertarlas. también podemos batirlas con un poco de queso cremoso y hacer una deliciosa crema de Kinder Bueno para añadir como topping en el Mg Cake.

Y esto es todo, ¿fácil verdad? pues os dejo que seguro que estáis deseando preparar esta receta. Por cierto, si sois muy fans del Kinder bueno os recomiendo que probéis esta deliciosa receta. No os puedo desvelar nada. Tendréis que clicar en el enlace para averiguar de qué se trata.

Un abrazo muy fuerte a todos. ¡Espero que os guste!

Mousse de chocolate con 2 ingredientes

¿A quién no le gusta la mousse de chocolate? Es tan ligera, esponjosa y está tan buena que nadie se puede resistir. Además, seguro que a muchos de vosotros os encantaría hacerla en vuestra propia casa. Bien, os voy a dejar una receta muy pero que muy fácil y con la que no podréis fallar y tan sólo necesitaremos 2 ingredientes.

mousse de chocolate fácil
mousse de chocolate fácil

Ingredientes.

Para un par de raciones necesitaremos:

  • 2 huevos.
  • 50 g de vuestro chocolate favorito. Yo utilicé unas gotas de chocolate con caramelo.

 

¿Cómo hacemos esta mousse de chocolate tan sencilla?

  1. Lo primero que tenemos que hacer es coger los huevos y separar las claras de las yemas. Es muy sencillo, basta con cascar el huevo e ir escurriendo la clara en otro recipiente (podéis ponerlo justo debajo de vuestras manos), dejando siempre la yema dentro del caparazón. Las yemas las echaremos a otro recipiente diferente del que están claras.
  2. Batimos las claras a punto de nieve. Yo lo hago con unas varillas eléctricas y mi truco para saber que están perfectas es darle la vuelta al cuenco. Si no se resbalan es que están listas. Tened cuidado y esperad un poco a ver más o menos que están hechas. No le deis la vuelta al cuenco a la primera de cambio y se os vuelque todo (os lo digo porque yo casi cometo ese error una vez).
  3. Derretimos el chocolate. Ya sabéis que hay varias formas de hacerlo: al microondas, al baño maría… a mi esta última es la que más me gusta. En el microondas es muy cómodo pero puede que nos pasemos y se queme.
  4. Batimos las yemas con el chocolate derretido y las mezclamos bien.
  5. Incorporamos las claras montadas a punto de nieve a la mezcla de yemas y chocolate. Cuidado porque esto tiene su técnica. Hay que coger una cuchara o una paleta e ir incorporando poco a poco las claras con movimientos envolventes hasta que esté todo bien mezclado.
  6. Servimos la mezcla en unos tarros y lo dejamos enfriar unas 3-4 horas.

 

Y esto sería todo, ahora sólo queda disfrutarla :). Os animo a que la sirváis de postre en una cena o comida un poco más especial. Seguro que dejaréis sin palabras a vuestros invitados.

¡Un abrazo!

Bowl de melocotón y almendras, un desayuno ideal

Ya sabéis cuánto me gustan los bowls para el desayuno. Son súper completos, permiten mezclar varias texturas y sabores y son muy fáciles de preparar. Hoy os dejo uno de mis favoritos: Bowl para el desayuno de melocotón y almendras.

 

Ingredientes:

  • 1 yogurt griego.
  • 3 mitades de melocotón en su jugo.
  • 2 cdas. de avena.
  • almendras al gusto.

Elaboración:

  1. Batimos el yogurt griego con 2 mitades del melocotón hasta que no queden grumos y cuando esté listo lo ponemos en un bowl o cuenco.
  2. Añadimos la avena, la mitad del melocotón que nos quedaba (la podemos trocear un poco) y las almendras.

¿Rico y fácil verdad? Pues así tendremos un desayuno delicioso y muy completo.

 

Bolitas de avena Red Velvet

Últimamente estoy intentando hacer nuevos aperitivos healthies para no estar repitiendo siempre lo mismo y como las bolitas de avena o energy bites me encantan, son súper prácticas y te dan mogollón de energía, he decidido buscar nuevos sabores. Ésta vez, un clásico que todos vosotros seguro que conocéis: Red Velvet.

 

Ingredientes:

  • 1 taza de copos de avena.
  • 1/2 taza de mantequilla de cacahuete.
  • 2 cditas. de miel.
  • 2 cditas. de emulsión Red Velvet.
  • 1/4 taza de pepitas de chocolate blanco.

Elaboración:

  1. Mezclamos todos los ingredientes hasta que quede una masa homogénea y un poco pegajosa. La emulsión Red Velvet tiene que impregnar bien todos los copos de avena.
  2. Con una cuchara cogemos porciones y hacemos bolitas hasta que queden muy compactas.
  3. Conservamos en la nevera. Yo suelo guardarlas en un tarro de cristal y voy cogiendo un par día a día.

No es por tirarme flores pero…¡están buenísimas!

 

Mug Cake de avena, plátano, nueces y chips de chocolate

La receta que os traigo hoy os vendrá genial si tenéis por delante un día muy largo y necesitáis coger energía: Mug Cake de avena, plátano, nueces y chocolate. Como veis, todos los alimentos que he escogido tienen mucha energía y además, combinan muy bien entre sí.

Ingredientes.

Para 1 Mug Cake necesitaremos:

  • 4 cdas. de copos de avena (yo suelo utilizar la del Mercadona).
  • 2 claras de huevo.
  • 1/2 plátano un poco maduro.
  • 1 cdita. de levadura.
  • chips de chocolate al gusto (un puñadito pequeño está bien).
  • nueces troceadas al gusto (yo suelo poner unas 5 o 7 más o menos).

Cómo preparar este Mug Cake de avena, plátano, chocolate y nueces.

Cómo siempre, hacer un Mug Cake es muy sencillo y no requiere casi tiempo.

  • Ponemos el plátano dentro de una taza y lo aplastamos con un tenedor hasta que quede como si fuera puré.
  • Después añadimos el resto de los ingredientes ( las claras de huevo, la levadura, los chips de chocolate y las nueces troceadas) y los removemos todos muy bien hasta que quede una masa homogénea.
  • Metemos la taza al microondas durante 2 minutos y ya está listo 🙂 Este Mug Cake en concreto no sube mucho por la avena pero tenéis que ver que queda un poco más levantado de lo que estaba.

A mi me encanta hacerme este Mug Cake para desayunar el fin de semana o cuando quiero hacer una jornada de ejercicio un poco más intensa y necesite un aporte de energía extra.

Al principio os comentaba que estos ingredientes combinan muy bien entre sí, os dejo otra prueba en esta otra receta.

¡Espero que os guste mucho y me dejéis vuestras impresiones en los comentarios!