Brownie de remolacha

brownie de remolacha

Muy buenas a todos y a todas. Hoy os traigo la receta de un brownie de remolacha que personalmente, ¡me ha encantado!

Incluir verdura en los postres aporta mucha jugosidad. Además, el brownie es un dulce que debe ser muy jugoso y, de esta forma, claramente lo conseguimos. Además, he preferido utilizar dátiles en lugar de azúcar para endulzar y hacer esta receta un poquito más saludable.

brownie de remolacha

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer este brownie de remolacha?

  • 300 g de remolacha cocida.
  • 200 g de aceite de coco.
  • 250 g de chocolate para fundir, podéis elegir entre negro o con leche.
  • 3 huevos.
  • 50 g de dátiles.
  • 60 g de harina.
  • 30 g de cacao puro desgrasado, yo compro el de la marca Valor.
  • 1/2 cdita de levadura.
  • Una pizca de sal.

Elaboración:

Esta receta lleva un poquito de tiempo pero os aseguro que merece la pena.

  1. Ponemos los dátiles en remojo durante una hora hasta que se ablanden. Le quitamos el hueso y trituramos hasta que se haga una pasta.
  2. Cortamos la remolacha cocida en trozos, la batimos y le quitamos el exceso de agua. Esto se hace poniendo la remolacha batida en un colador y con una cuchara moviendo la pasta un poquito para que caiga el agua.
  3. Derretimos el aceite de coco en el micro a potencia baja.
  4. Batimos los huevos y lo mezclamos con la pasta de dátiles, la remolacha y el aceite de coco. Mezclamos muy bien hasta que los ingredientes queden bien incorporados.
  5. Troceamos el chocolate y lo derretimos al baño maría. Incorporamos el chocolate a la mezcla anterior y removemos muy bien.
  6. Añadimos a la mezcla anterior, el cacao, la harina, la levadura y la sal. Removemos todo muy muy bien para que no queden grumos. Podéis utilizar unas varillas eléctricas si os ayuda.
  7. En un molde, ponemos un papel de horno o le untamos un poco de aceite de coco para luego desmoldarlo bien. Yo prefiero el papel de horno, sale genial.
  8. Vertemos la masa en el molde y horneamos a 180º durante 25 minutos.
  9. Desmoldamos y dejamos reposar un ratito hasta que se temple, y ya podemos disfrutarlo.

Y esto es todo, solo tenéis que ver en la foto la pinta que tiene.

Si como yo, sois fans incondicionales del brownie, en este enlace os dejo muchas mas recetas.

¡Espero que lo disfrutéis!

Mousse de fresas

Muy buenas a todos. Espero que estéis genial. Hoy os traigo una receta de mousse de fresas muy fácil de hacer, muy ligera y muy rica.

Además, como ya sabéis, las fresas se estropean rápido y esta receta viene genial  para aprovecharlas. Así que animaos a hacerla, ya veréis que rica.

mousse de fresas

 

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer esta mousse de fresas?

Solo necesitamos 3 ingredientes para hacer este postre tan bueno. Para 4 porciones necesitaremos:

  • 4 huevos.
  • 200 g de fresas.
  • 2 cditas de azúcar.

Elaboración:

Es muy fácil, todo es ponerse, ya veréis.

  1. Lavamos las fresas, le quitamos las hojas, las troceamos y las batimos muy muy bien con una batidora de mano.
  2. Separamos las claras de las yemas. Dejamos las claras en un cuenco y las yemas en otro más grande.
  3. Añadimos el azúcar a las yemas, batiendo muy bien hasta que el azúcar se disuelva.
  4. Añadimos a las yemas, las fresas batidas y removemos muy bien hasta que quede una masa homogénea.
  5. Batimos las claras a punto de nieve. Yo lo hago con una batidora de varillas pero si os veis fuertes podéis hacerlo a mano con un tenedor. Sé que es posible porque he visto hacerlo pero se requiere mucho esfuerzo y tiempo. Sabréis que están listas cuando podáis volcar el cuenco y no se muevan las claras.
  6. Incorporamos poco a poco las claras a punto de nieve a nuestra mezcla de fresas y yemas con azúcar. Yo voy cogiendo las claras con una cuchara sopera y poco a poco y con movimientos envolventes voy mezclándola con la otra mezcla.
  7. Repartimos la mezcla en 4 recipientes y los metemos en la nevera unas 4 o 5 horas.

Y después de ese tiempo ya tendríamos una mousse de fresas lista para disfrutar. Si os apetece, podéis ponerle unas fresas troceadas por encima, o batir algunas fresas más y ponerlas de base antes de la mousse, de esta manera tendremos una primera capa de fresas batidas y después nuestra mousse. También podéis decorarlo con un poco de cacao en polvo o unas virutas de chocolate blanco.

También os dejo otras recetas de mousse de chocolate y mousse de chocolate blanco.

¡Espero que os guste!

Mousse de chocolate blanco con sólo 2 ingredientes

¡Muy buenas a todos y a todas! Con tan solo dos ingredientes, podemos hacer una mousse de chocolate blanco casera que está muy rica y además es muy ligera. Si sois unos amantes del chocolate blanco, apuntad muy bien esta receta porque os va a encantar. Además, al necesitar solo dos ingredientes, también es bastante económica de hacer.

mousse de chocolate blanco

 

Ingredientes necesarios para hacer esta mousse de chocolate blanco.

Para un par de raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 2 huevos.
  • 50 g de chocolate blanco para fundir. Yo he utilizado uno que venden en Mercadona pero podéis usar el de la marca que más os guste. Eso si, aseguraros de que es apto para fundir (suele ponerlo en el paquete) y elegid un chocolate que esté rico, cuanto mejor sea el producto, mejor será el resultado.

Elaboración:

No os mentía cuando os comentaba al principio de la entrada que es una receta súper fácil de hacer, vamos a ello:

  1. Corta el chocolate en trocitos y lo derretimos al baño maría. ¿Qué es eso de «al baño maría? bien, pues pones una olla o cacerola con agua hirviendo, y encima, un cazo con el chocolate troceado, le vamos dando vueltas poquito a poco y veremos que se va fundiendo. He elegido este método porque a mi es el que mejor me va y evito bastante que se me queme el chocolate.
  2. Separa las claras de las yemas y deja las claras en un bol aparte.
  3. Junta las yemas con el chocolate fundido y mézclalas muy bien hasta que esté todo bien incorporado.
  4. Bate las claras a punto de nieve. Yo he usado una batidora de varillas, que las monta super rápido y muy bien.
  5. Ve incorporando poco a poco y con movimientos envolventes, las claras a punto de nieve a la mezcla de las yemas y el chocolate blanco.
  6. Reparte la mezcla en dos boles pequeños (no da para mucha cantidad pero es un caprichito) y déjalos enfriar unas 6 horas.

Y ya estaría listo, si queréis la misma versión con chocolate negro podéis visitar este post.

Un abrazo a todos y espero que os guste mucho.

Bizcocho de limón

Muy buenas a todos y a todas. Tenía muchas  ganas de hacer este bizcocho de limón con semillas de amapola. La verdad que no soy muy bizcochera pero ésta es una receta muy básica que siempre viene muy bien para hacer un bizcocho rápido y sencillo. Además, siempre te puedes llevar un trozo de postre al trabajo, guardarlo para la merienda, mojarlo en el café, llevarle un trozo a algún colega… en fin, que es muy socorrido. Mirad que pinta mas buena.

 

bizcocho de limon

Ingredientes necesarios para hacer este bizcocho de limón.

Con este receta he querido utilizar el molde de un yogur como medida, ya que muchas veces la gente me comenta que no tienen peso en casa y que le cuesta calcular las cantidades. Necesitaremos:

  • 1 yogur griego.
  • Aceite de oliva: 1 medida del yogur. Podéis usar aceite de girasol también.
  • Azúcar: una medida del yogur. Yo usé azúcar blanco pero podéis probarlo con moreno.
  • Harina: 3 medidas del yogur
  • 1 sobre de levadura en polvo.
  • 3 huevos.
  • La ralladura de la piel de medio limón.
  • El zumo de ese mismo medio limón.
  • Semillas de amapola: 2 cucharadas.

Elaboración:

  1. En un bol mezclamos el yogur, los huevos y el azúcar y batimos bien hasta que quede todo bien incorporado. Yo uso batidora de varillas porque a mano son bastante torpe la verdad, y siempre me dejo algún grumo.
  2. Añadimos el aceite, la ralladura de limón y el zumo del limón y seguimos removiendo.
  3. Incorporamos la harina y la levadura y removemos muy muy bien hasta que no quede ningún grumo.
  4. Añadimos las semillas de amapola y le damos un par de vueltas a la masa para que queden bien repartidas por toda la masa.
  5. Ponemos un papel de horno en un molde y vertemos la masa. O si no tenéis papel de horno, podéis untar el molde con mantequilla o margarina.
  6. Calentamos el horno a 180ºC y metemos el bizcocho durante unos 35 minutos.
  7. Una vez pasados los 35 minutos metemos un cuchillo en el bizcocho y si sale seco ya podemos sacarlo. Lo dejamos reposar hasta que se temple y ya podríamos comerlo.

Y esto es todo… una receta sencilla, sin pesos ni muchas complicaciones en las medidas…Si no tenéis las semillas de amapola podéis prescindir de ellas, realmente no afecta al sabor. También podéis usar un yogur de limón en lugar de un limón de verdad pero aquí si os digo que es preferible usar el limón de verdad porque le da un sabor mucho mas auténtico, más cítrico. Para mi gusto el yogur de limón es bastante dulce.

Espero que os guste esta receta.

Un abrazo a todos.

bizcocho de limon2

Compota de manzana

La compota de manzana es un postre que al principio no es lo primero que elegirías de una carta de postres. Sin embargo, cuando veas lo fácil que es de hacer, lo rica que está y cómo se puede combinar, seguro que te pica el gusanillo. A mi abuela le encanta porque es súper fácil de comer y también puede ser una muy buena opción para los más peques de la casa. Pero por favor, no os quedéis solo con esos dos públicos y probadla vosotros también, seguro que os sorprende. no tenéis más que mirar la buena pinta que tiene ésta.

compota de manzana

 

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer nuestra compota de manzana?

Pues para hacer un bote mediano, yo suelo rellenar el típico bote de cristal de los garbanzos, necesitamos:

  • 5 manzanas amarillas.
  • 1 cdita. de miel o si la queréis 0% azúcar, podéis prescindir de todo tipo de endulzante.
  • Una cdita. de zumo de limón.
  • 1/2 cdita. de canela molida.

Elaboración:

  1. Lo primero que haremos será pelar y trocear las manzanas.
  2. En un cazo, echamos los trozos de manzanas y las cubrimos con agua.
  3. Cuando empiece a hervir, echamos la canela, el limón y la miel y removemos bien hasta disolver todo.
  4. Después de unos 10-15 minutos, pinchamos la manzana y si está blandita la retiramos del fuego.
  5. Vamos a retirar el exceso de agua y nos vamos a quedar con la manzana y muy poquita agua, (1/3 de taza está bien).
  6. Trituramos la manzana ya blandita con las especias y ese poquito de agua que hemos dejado y ya podemos envasarla.

A mi me encanta acompañarla con un yogurt griego y algunas nueces. Ponemos en un cuenco un yogurt griego como base, luego la compota un poquito caliente y como topping las nueces. El contraste de ingredientes fríos y calientes y amargos (como el yogurt) y dulce está muy, pero que mu bueno.

Y esto es todo, espero que os animéis a probarla y que os guste mucho.

¡Un abrazo!

Brownie de zanahoria

brownie de zanahoria

Creo que quien haya echado un vistazo a mi blog puede deducir que me encanta el brownie en todas sus formas. Por eso, sigo probando nuevas recetas que me descubran nuevos tipos de brownies, deliciosos y originales. En este post os traigo la receta de un brownie de zanahoria la mar de jugoso.

brownie de zanahoria

 

Al principio desconfié un poco. Temía que las zanahorias ya fuesen lo bastante dulces y quedase demasiado empalagoso pero tengo que decir que menos mal que al final lo hice… ¡está buenísimo!

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer este brownie de zanahoria?

  • 300 g de zanahorias.
  • 250 g de chocolate negro para fundir.
  • 200 g de vuestra leche favorita. Yo he utilizado de soja.
  • 3 huevos.
  • 100 g de azúcar moreno.
  • 90 g de harina.
  • 1 cdita. de levadura.
  • Una pizca de sal.

¿Es muy complicado hacer este brownie?

Para nada, atrévete y verás lo sencillo que es. Vamos por pasos.

  1. Lo primero que haremos será pelar las zanahorias, cortarlas en trozos y cocerlas durante unos 20-25 minutos. Las trituramos y las reservamos a un lado.
  2. Después, en un cazo, fundimos el chocolate con la leche.
  3. En otro recipiente, batimos los huevos e incorporamos el chocolate derretido, lo removemos todo muy bien.
  4. A la mezcla anterior añadimos la harina, la levadura y la sal. removemos todo muy bien hasta que se integren todos los ingredientes.
  5. El último ingrediente a añadir va a ser el puré de zanahorias, lo vertemos en la mezcla anterior y removemos todo muy bien hasta que esté todo muy bien mezclado.
  6. Horneamos unos 30 minutos a 190º y ¡listo!, ya  tendremos nuestro delicioso brownie.

Esta receta la he sacado de la página de Lidl, tiene cosas muy chulas y suelo recurrir bastante a ella porque tiene diversas recetas sin lactosa que están bastante buenas y son muy fáciles de hacer.

Hace un tiempo me di cuenta de que, si incluía alguna verdura en la masa para brownie, éste quedaba muuuucho más jugoso. Así que aquí van:

Otras recetas de brownies con verduras y legumbres:

Éstos son algunos ejemplos de brownies curiosos y más saludables, tengo en mente algunas otras ideas que ya os contaré. De momento, espero que os atreváis con el brownie de zanahoria o con alguno de la lista.

Un abrazo a todos y que tengáis un buen día.

Macarons de chocolate

En este post os dejo una receta de macarons de chocolate súper deliciosos. Los macarons son estos dulces de origen francés que parece una especie de mini sandwich redondo dulce y relleno de alguna crema. Son un postre muy fino y seguro que quedaréis genial si lo compartís con vuestros amigos y familiares ;).

macaron de chocolate

Sé que parece complicado de hacer pero es más sencillo de lo que imagináis. Si os tengo que decir que os pongáis con esta receta un día que tengáis tiempo porque es bastante entretenida, así que tened mucha paciencia y espero que los disfrutéis mucho 🙂

 

Ingredientes necesarios para hacer estos macarons de chocolate.

Para las tapas del macaron:

  • 140 g de claras de huevo a temperatura ambiente. Puedes utilizar unos 5 huevos separando las yemas (no tires las yemas, las puedes utilizar en otras recetas).
  • 260 g de azúcar glass.
  • 160 g de harina de almendra. Es básicamente almendra molida, yo compro la de Mercadona y sale bastante bien.
  • 25 g de chocolate en polvo. Yo utilizo el chocolate desgrasado de la marca Valor.
  • 40 g de azúcar blanco.

Para el relleno de chocolate:

  • 200 g de nata liquida 35% materia grasa.
  • 200 g de chocolate para fundir. Aquí podéis utilizar uno negro o con leche, el que más os guste.

 

Elaboración de estos deliciosos macarons de chocolate.

Relleno de chocolate:

Yo lo primero que hago es el relleno, así lo dejo reposando y le doy tiempo a que coja cuerpo para que sea más manejable.

  1. Empezaremos poniendo la nata en un cazo a fuego medio y lo dejamos hasta que empiece a hervir.
  2. Mientras tanto, troceamos el chocolate y lo añadimos a la nata, removiendo hasta que se funda por completo.
  3. Una vez esté el chocolate bien fundido con la nata, lo apartamos y lo dejamos reposar a temperatura ambiente y cuando se haya templado lo meteremos en la nevera.

Tapas del macaron:

Ahora vamos a trabajar los ingredientes que componen las tapas de los macarons (lo que viene siendo la masa que va a un lado y otro del relleno y que hacen que parezca un mini sandwich redondo).

  1. Para empezar, mezclaremos el azúcar glass y el cacao y lo tamizaremos juntos una vez.
  2. Después, tamizaremos por separado la harina de almendra o la almendra molida un par de veces.
  3. A continuación, tamizaremos el azúcar glass, el cacao y la harina de almendra todo junto un par de veces mas. El secreto de un buen macaron es tamizar mucho sus ingredientes secos.
  4. Lo siguiente es hacer el merengue: montamos las claras a punto de nieve y cuando vayan cogiendo forma les añadiremos el azúcar blanco. Un truco para saber que está listo es dar la vuelta al bowl y comprobar que no se vuelca.
  5. Ahora llega el momento del macaronage, juntaremos los ingredientes secos (la harina de almendra, el azúcar glass y el cacao tamizados) con el merengue. Lo haremos poco a poco y con movimientos envolventes hasta que tengamos todos los ingredientes bien mezclados.

Hornear y rellenar nuestros macarons:

Vamos a preparar todo lo necesario para empezar a hornear nuestros macarons. Ten a mano una plantilla para macarons (yo utilizo papel de horno y le dibujo con un rollo de celo unos círculos. Suelo hacer varias plantillas de unos 12 círculos e intento que estén bien separados unos de otros) y una manga pastelera con una boquilla redonda normal (aquí meteremos la mezcla que hemos hecho en el punto 5).

  1. Rellenamos los círculos de nuestra plantilla con la manga pastelera, intentando que no llegue a cubrir los bordes y los dejamos reposar una hora y media hasta que la superficie esté durita. Este es un paso clave que no podemos saltarnos.
  2. Después hornearemos nuestros macarons a 150º C unos 12 minutos. Podrás comprobar que suben un poquito.
  3. A continuación, los sacaremos y los dejaremos reposar un poco en la bandeja y luego, sin despegarlos del papel de horno, los moveremos a la rejilla para que terminen de enfriarse. macaron de chocolate reposando
  4. Ahora rellenamos una manga pastelera (podéis utilizar una boquilla con el dibujo que os guste) con la crema de chocolate que hicimos al principio, y con muuuucho cuidado cogeremos una tapa del macaron y pondremos sobre ella la crema de chocolate haciendo movimientos circulares. Luego tapamos el macaron y ¡listo para disfrutar!

Y esta es la receta para hacer macarons de chocolate. Ya habéis visto que requiere tiempo y paciencia pero el resultado merece mucho la pena.También os cuento que la he sacado de este blog. Tiene unas recetas chulísimas que quedan deliciosas. Os lo recomiendo 100%.

Espero que os animéis a hacer esta receta y que os guste mucho.

Un abrazo.

macaron de chocolate listos

Bizcocho de calabaza

¡Muy buenas a todos ya  todas! Ya sé que llevo mucho tiempo sin escribir en el blog pero es que la falta de tiempo es el principal problema del primer mundo y … tampoco os voy a engañar, he estado un poco desconectadilla, sorry. Así que para compensaros os traigo una receta de bizcocho de calabaza que pega mucho ahora para la época. Mirar que pintaza tiene.

bizcocho de calabaza

 

¿Qué ingredientes necesito para hacer este bizcocho de calabaza y dejar a todo el mundo boquiabierto?

  • 300 g de calabaza. Puedes usar la que viene ya cocida en trozos o comprarla fresca y cocerla.
  • 4 huevos medianos.
  • 100 g de azúcar moreno. Veréis en otras recetas que se suele utilizar más azúcar pero no me parece muy necesario.
  • 300 g de harina integral.
  • 1 sobre de levadura.
  • 2 cditas de la mezcla de especias Pumpkin Spice. Y si no os queréis liar a hacerla podéis utilizar una cdita de canela, 1/4 de jengibre y 1/4 nuez moscada. Pero os aconsejo hacerla porque le da un toque increíble.
  • 150 g de frutos secos troceados al gusto. Yo he usado avellanas, nueces y almendras.
  • 75 g  de aceite de girasol.

¿Cuesta mucho hacer este bizcocho tan molón?

Pues no, es muy sencillo. Lo máximo es rallar la calabaza y … no sé, tampoco es para tanto ;). Os detallo la elaboración por pasos:

  1. Enciende el horno a unos 180º para que se vaya calentando.
  2. Si has optado por usar calabaza ya preparada solo tienes que batirla. Si no, tienes que pelar, cortar y hervir la calabaza hasta que esté blandita y batirla. Lo ideal es que quede la consistencia de un puré para que quede muy jugosa.
  3. En un cuenco aparte batimos los huevos con el azúcar y el aceite.
  4. A la mezcla anterior le añadimos la harina con la levadura e incorporamos la calabaza batida con la mezcla de especias.
  5. Añadimos los frutos secos y removemos muy bien para que queden bien repartidos.
  6. En un molde de silicona o si no tenéis, engrasáis uno normal (podéis usar el aceite de girasol para engrasarlo un poco) vertéis la masa y lo introducís en el horno durante 40 minutos.
  7. Para saber si el bizcocho está a punto basta con introducir un palillo en la masa y si sale casi seco (a mi personalmente me gusta que esté un pelín jugoso, no seco del todo) entonces sabréis que está listo.

¿Con qué podéis acompañarlo?

Pues aquí yo os diría que con una bola de helado de vainilla, un poco de crema, nata, un vaso de leche fresquita, un café calentito… las posibilidades son infinitas.

Un abrazo y espero que lo probéis pronto.

 

Brownie de Berenjena

brownie de berenjena

¿Un brownie de berenjena? Pero ¿que diantres…? Os estaréis preguntando el por qué de estas mezclas, chocolate, berenjena, brownie, verduras…

Pues básicamente porque es original, os quedáis con todo el mundo, está delicioso, muy jugoso, es más sano que el brownie tradicional y tiene mogollón de chocolate.

¿Queréis más ventajas de este brownie de berenjena? Es apto para celiacos (ni un gramo de harina) e intolerantes a la lactosa (aquí el chocolate jugará un buen papel: cuanto más negro mejor).

¿Aún tenéis dudas? Os cuento cómo lo he hecho más abajo y veréis que además es tan fácil de hacer que la dificultad no os va a suponer ningún problema. Además, la imagen ayuda un montón…¿habéis visto que pintaza tiene?

brownie de berenjena

 

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer este delicioso brownie de berenjena?

  • 1 berenjena de unos 200 gramos más o menos.
  • Chocolate negro (cuanto más negro mejor, yo he usado 85%): 100 g.
  • 20 g de cacao puro desgrasado, yo utilizo el de Mercadona.
  • Almendra molida: 30 g. También podéis encontrarla en Mercadona.
  • 2 huevos medianos.
  • Miel: 70 g (a poder ser de la mejor calidad, aprovecho para agradecer a mi amiga Sonia la miel que me trajo de su tierra y que es una gozada).
  • 30 g de panela o azúcar moreno.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.
  • Nueces picadas (las que queráis, aquí va un poco al gusto).

Elaboración sencillísima

  1. Picamos el chocolate negro y lo derretimos a baja potencia en el microondas. Un truco para que no se os queme: vais abriendo cada 10 segundos y lo vais removiendo. Lo reservamos.
  2. Pinchamos la berenjena en varios puntos y en un plato, la cocemos en el microondas durante unos 8 minutos.
  3. Mientras tanto, en otro bol, mezclamos el chocolate negro fundido, el cacao, la almendra molida, los huevos previamente batidos, la miel, la panela y la esencia de vainilla. Hemos mezclado todo menos la berenjena, las nueces y la levadura.
  4. Cuando tengamos lista la berenjena, la abrimos por la mitad (a lo largo) y le vamos quitando la carne con un tenedor. Primero nos aseguramos de que está bien blandita y se puede desmenuzar bien. Aplastamos la carne de la berenjena con un tenedor y la añadimos a la mezcla anterior. Removemos bien.
  5. Por último añadimos añadimos la levadura y las nueces picadas.
  6. Pre calentamos el horno a 180ºC y forramos una bandeja con papel especial para el horno.
  7. Horneamos nuestro brownie durante 20-25 minutos y ¡listo!

¿A que este brownie de berenjena no tiene ningún misterio? No os hagáis los remolones y aprovechad esta receta para quitaros ese picorcito de dulce que tenéis de una forma más sana e incluyendo más verduras en vuestra dieta.

brownie de berenjena_2

Si queréis seguir investigando sobre brownies con verduras, os dejo otra receta de un delicioso brownie de calabacín.

¡Espero que os guste!

Galletas de avena, 3 formas deliciosas de prepararlas

¿Sois fans de las galletas de avena tipo Digestive? Si os gustan tanto como a mi, tengo una buena noticia para vosotros.  Me remonto a casi 3 años atrás, cuando colgué un post sobre cómo hacer las galletas de avena tipo digestive de una forma fácil y rápida. Ya sabéis que estas galletas son ricas en fibra, lo que favorece nuestro tránsito intestinal y mejora nuestra salud en general. Bien, pues la buena noticia es que he retomado ese post para hacer más galletas de este tipo pero con nuevos ingredientes, de forma que podáis utilizar la misma masa y variar sus ingredientes y tener varios tipos de galletas de avena.

galletas de avena

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer nuestras galletas de avena?

Para la masa de unas 10-12 galletas:

  • 2 huevos pequeños o 1 grande.
  • 100 g de mantequilla ablandada, yo la utilizo sin lactosa.
  • 100 g de copos de avena finos.
  • 80 g de azúcar moreno o panela. Yo prefiero usa éste último.
  • 120 g de harina integral.
  • 1 cdita de levadura.
  • 2 o 3 cdas de leche. Yo utilizo leche vegetal de soja.
  • 1 cdita de azúcar avainillado o de esencia de vainilla.
  • Una pizca de sal.

Estos serían los ingredientes para la masa básica de estas galletas, ahora veamos sus variantes:

Galletas de avena con pepitas de chocolate:

A la masa anterior, añadiremos un puñadito de pepitas de chocolate negro. A mi me encanta esta variante porque cuando tengo muchas ganas de comer algo dulce, la galleta de avena con pepitas de chocolate me sacia un montón.

galletas de avena_pepitas chocolate

Galletas de avena con frutos secos:

Cogemos los ingredientes de la masa base y le añadimos un puñado de nuestros frutos secos favoritos. A mi me gusta mezclar nueces, avellanas, almendras, anacardos… ¡¡no soy capaz de decidirme por uno sólo!! Por eso también compro los paquetes de frutos secos combinados crudos del Mercadona.

galletas de avena_frutos secos

Galletas de avena con miel y canela:

Añadimos dos cucharadas de miel y una pizca de canela a la masa base y tendremos unas deliciosas galletas de avena con miel y canela, ideales para quienes no les gusta complicarse mucho.

galletas avena_miel y canela

 

Elaboración:

  1. Metemos la mantequilla en el microondas a potencia baja, esto ultimo es muy importante o saltará la mantequilla y os llevaréis un buen susto. Añadimos los huevos (o el huevo, dependiendo del tamaño), los copos de avena, la panela, la harina, la levadura, la leche, la esencia de vainilla y la sal y lo removemos todo hasta obtener una masa homogénea.
  2. Decidimos qué ingrediente estrella le vamos a añadir. O si sois tan ansias como yo, dividid la masa en 3 porciones y hacer los 3 tipos XD. Recordad que si hacéis esto, utilizar una cucharada de miel en la tercera variante y no dos.
  3. Con nuestro ingrediente estrella incorporado y la masa bien amasada, ponemos un papel vegetal en la bandeja del horno y hacemos bolitas con la masa. El tamaño va un poco al gusto, a veces me apetecen galletitas y otras, galletones. Aplastamos un poco las bolitas con la mano para que las galletas sean planas.
  4. Precalentamos el horno a 180º y horneamos las galletas unos 15 minutos a la misma temperatura.
  5. Cuando las galletas estén un poco doradas las sacamos y las dejamos reposar unos 10 minutillos. Recordad eso que os decía vuestra madre que si os comíais los bollos calientes os iban a sentar mal al estómago. A mi aún no me ha pasado, pero me gusta que seáis precavidos 🙂

Me encanta hacer esta receta y tener un bote de galletas siempre a mano para desayunar o merendar. También las uso a veces para comer algo antes de hacer deporte, en ese caso procuro que sean las de frutos secos, así me aportan un poquito más de energía.

Un abrazo a tod@s.

galletas de avena con leche