Croquetas de calabaza y nueces

Si las croquetas de setas os gustaron, no esperéis a probar estas de calabaza.

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 60 g de calabaza.
  • 1/2 litro de leche.
  • 75 g de harina.
  • 50 g de mantequilla.
  • 1 puñado de nueces picadas
  • 1/2 cdita. de Pumpkin Spice.
  • Sal.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.

Elaboración.

  • Lo primero que haremos será trocear la calabaza en trocitos muy pequeños. y cocerla. Podemos hacerla en el microondas. Ponemos la calabaza troceada en un plato y la cubrimos con papel film transparente. La cocemos durante 3-4 minutos. Podemos comprobar que está blandita pinchándola con un tenedor.
  • Ponemos a calentar en un cazo la mantequilla hasta que se derrita y añadimos la harina. Le damos unas vueltas hasta que esté un pelón dorada.
  • Añadimos la leche y empezamos a remover hasta que no queden grumos y nos quede una crema espesa.
  • Añadimos las nueces troceadas, el Pumpkin Spice, la sal y la calabaza cocida. Cuando la masa ya no se quede pegada a la cazuela, será el indicador para saber que está lista. Sacamos la masa y la ponemos en un plato llano para que se enfríe antes.
  • Cuando la masa esté fría, vamos cogiendo pequeñas bolitas y las vamos dando forma de croqueta, las pasamos por el huevo previamente batido y las empanamos una a una.
  • Freímos nuestras croquetas en aceite hasta que estén bien doraditas.

¡Espero que os gusten!

Croquetas de setas

Hoy os traigo unas deliciosas y socorridas, que te apañan cualquier comida, croquetas de setas. Mirad que buena pinta.

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 100 g de setas troceadas.
  • 1 trocito de cebolla picada.
  • 1/2 litro de leche.
  • 75 g de harina.
  • 50 g de mantequilla.
  • Pimienta negra.
  • Sal.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.

 

Elaboración.

  • Lo primero que haremos será freír la cebolla picada con las setas hasta que estén muy tiernas y las reservamos a un lado para hacer la bechamel.
  • Ponemos a calentar en un cazo la mantequilla hasta que se derrita y añadimos la harina. Le damos unas vueltas hasta que esté un pelón dorada.
  • Añadimos la leche y empezamos a remover hasta que no queden grumos y nos quede una crema espesa.
  • Añadimos un poco de pimienta, sal y el rehogado de setas. Cuando la masa ya no se quede pegada a la cazuela, será el indicador para saber que la masa está lista. Sacamos la masa y la ponemos en un plato para que se enfríe antes.
  • Cuando la masa esté fría, vamos cogiendo pequeñas bolitas y las vamos dando forma de croqueta, las pasamos por el huevo previamente batido y las empanamos una a una.
  • Freímos nuestras croquetas en aceite hasta que estén bien doraditas.

 

Las croquetas combinadas con ingredientes un poco más especiales como las setas, pueden darle a nuestras cenas o comidas un toque gourmet que dejará impresionados a nuestros invitados ;).

 

 

Ensalada templada de calabaza

¡Me encanta la calabaza! Su sabor, su aroma y la textura que tiene. Con ella se pueden preparar mil recetas y lo que más me encanta es que es súper saludable. Hoy os dejo esta receta de ensalada templada de calabaza que me encanta hacer cuando voy un poco justa de tiempo y no me puedo entretener mucho en la cocina.

Ingredientes para 1-2 personas:

  • Una bolsa de lechugas variada, yo suelo utilizar brotes tiernos.
  • 3 rodajas de calabaza.
  • 1/4 cdita. de Pumpkin Spice.
  • Queso, el que más os guste. A esta ensalada le va bien el queso de cabra, mozzarella, queso fresco o Philadelphia.
  • Semillas.
  • Aceite, vinagre de módena y sal.

Elaboración.

  1. Espolvoreamos el Pumpkin Spice sobre las rodajas de calabaza y hacemos a la plancha hasta que estén blanditas.
  2. En una ensaladera ponemos la mezcla de lechugas  y le añadimos el vinagre, el aceite y la sal y removemos bien.
  3. Añadimos el queso, las semillas, las pipas y la calabaza calentita.

 

Os preguntaréis por qué añado el aceite el vinagre y la sal sólo a las lechugas. Bueno, esto es una manía mía, lo hago así porque de esta forma el sabor del vinagre no se me pega mucho al resto de los ingredientes y las lechugas están jugosas, pero podéis añadirlo al final del todo, cómo más os guste 🙂

Puré o crema de brócoli

Para estos días de tanto frío los purés son clave para entrar en calor. Hoy os presento un puré que a mi personalmente me encanta: el puré de brócoli.

 

Para unas 4 personas necesitaremos:

  • 250 g de brócoli fresco.
  • 1/2 puerro.
  • 1 zanahoria.
  • 1 patata mediana.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 pizca de clavo molido.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 chorrito de leche o una cucharada de queso Philadelphia.

 

Elaboración:

  1. Picamos todos los ingredientes y los sofreímos en una olla durante unos minutos.
  2. Cubrimos los ingredientes con agua y lobeamos hervir hasta que los ingredientes, sobretodo la patata y la zanahoria, se ablanden.
  3. Cuando esté todo blandito, añadimos la leche o el queso, dependiendo de si lo queremos más nueva (elegir leche) o un pelín más intenso (elegimos el queso) y lo pasamos por la batidora hasta que no quede ningún grumo.

¡Espero que os guste tanto como a mi!

Pumpkin Spice, potencia el sabor de la calabaza en tus platos

Seguro que muchos de vosotros habéis probado el Pumpkin Spice Latte o una deliciosa tarta de calabaza. Y os preguntaréis, ¿cómo consiguen ese sabor tan potente? Os cuento el secreto: una mezcla de especias llamada Pumpkin Spice.

 

Necesitaremos:

  • 4 cdtas. de canela.
  • 1/2 cdta. de clavo molido.
  • 1/2 cdta. de jengibre molido.
  • 1/2 cdta. de nuez moscada.
  • 1/2 cdta. de pimienta dulce.

 

Elaboración:

  1. Mezclamos bien los ingredientes y los mezclamos bien, después metemos la mezcla en un bote de cristal para disponer de ella siempre que queramos.

 

¿Qué usos podemos darle? Os voy a poner varios post que he preparado con calabaza y esta mezcla de especias pero os puedo adelantar que podéis utilizarla para hacer bizcocho de calabaza, un café pumpkin spice latte, para aderezar la calabaza a la plancha, para hacer croquetas de calabaza, etc.

¡Nos vemos pronto!

Cebolla roja encurtida y sus múltiples usos

Últimamente a cualquier restaurante que iba, la cebolla roja encurtida me perseguía en cada plato. Ya fuera un japonés, un peruano, un tailandés… con cada plato que pedía allí estaba, rosa, brillante y deliciosa. Así que no pude resistirme más y preparé un bote de cebolla roja encurtida para añadir sabor y un color precioso a mis platos, y como no, aquí os dejo la receta: ;).

 

Para un bote pequeño necesitaremos:

  • 1 cebolla roja.
  • El zumo de 1 limón.
  • 1 cdita. de aceite de oliva.
  • 1 pizca de sal.

La cantidad que os pongo arriba es como para una persona, si queréis hacer más, no tenéis más que multiplicar los ingredientes.

 

Elaboración:

  1. Cortamos la cebolla en juliana y la metemos en un recipiente con la sal y un chorrito de zumo de limón (podemos cortar 1/4 del limón y exprimirlo), lo mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos.
  2. Una vez pasados los 10 primeros minutos, cubrimos la cebolla con agua templada y dejamos reposar otros 10 minutos.
  3. Escurrimos bien el agua de la cebolla y añadimos el resto de zumo de limón y dejamos reposar unas 3 horas. Antes de servir, os recomiendo probarlas y ver si están a vuestro gusto de sal.

 

¿Y para qué podemos utilizar la cebolla roja encurtida? Pues la verdad que para bastantes platos, es un ingrediente que da mucho sabor y se utiliza en muchos tipos de cocina (como indicaba al inicio del post). Os dejo varios platos que he preparado con este ingrediente.

 

  1. Ensalada: fácil y sencilla. Le aporta un toque amargo y fresco.

 

2. Fajitas. crea un delicioso contraste con la carne y las especias de las fajitas.

 

3. Makis. Preparé unos makis de pollo rebozado, aguacate y zanahoria y quedaron deliciosos con la cebolla roja.

 

Espero que os guste 🙂

Tostadas con aguacate y huevos revueltos

Estas tostadas son ideales para un desayuno energético o una cenita ligera.

En la foto veréis que en lugar de aguacate las he hecho con guacamole (receta aquí) pero podéis cortar un aguacate y hacerlo a vuestra manera.

Para una persona necesitaremos:

  • 1 huevo grande o dos pequeños.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Un chorrito de aceite de oliva.
  • 1/2 aguacate maduro.
  • 2 rebanadas de vuestro pan favorito.

Elaboración:

  1. Tostamos las rebanadas de pan en el tostador o la plancha, como queráis.
  2. Ponemos encima el aguacate, bien sea en rodajas o machacado.
  3. En una sartén, calentamos un chorrito de aceite y echamos el huevo o los huevos previamente batidos. Salpimentamos al gusto y los revolvemos para que se rompan y no quede una tortilla.
  4. Echamos los huevos sobre el aguacate y ya tenemos nuestras tostadas listas.

¡Espero que os guste mucho! Os recomiendo esta receta sobretodo en aquellos días que vais a hacer deporte y queréis tener un aporte extra de energía.

Receta de Gnocchi, te quedarán perfectos

Los gnocchi es una receta que mi abuela viene haciendo desde hace muchos años y siempre, siempre, siempre triunfan. Yo me he decidido a hacerlos ya que cada vez que quiero degustar unos buenos gnocchi caseros tengo que hacer que mi abuela se líe en la cocina. Ésta no es su receta, ya que ella trabaja mucho a ojo, pero la verdad que quedan casi casi iguales.

Para unas 2-3 personas necesitaremos:

  • 500 g de patata.
  • 1 yema de huevo.
  • 80 g de harina.
  • Una pizca de sal.

La elaboración os llevará un ratito pero merece la pena:

1. Lo primero que haremos será envolver las patatas en papel film transparente y las metemos al microondas unos 8 minutos hasta que estén blanditas, después las pelamos y las trituramos con un pasapuré o un tenedor.

2. Luego añadimos a las patatas trituradas la yema del huevo, la sal y la harina y amasamos bien hasta que quede una masa como ésta.

3. Después, enharinamos la encimera y cortamos un trozo de masa y la hacemos un rulo como el de la foto. Cortamos un trocito, de unos 2-3 cm (dependiendo si preferís los gnocchi más grandes o más pequeños) , lo amasáis un poco más con las manos formando una bolita ovalada y pasáis por la superficie un tenedor, para formar los dibujos de los gnocchi.

4. Por último, hervimos los gnocchi unos 2 minutos hasta que suban a la superficie y floten, así sabremos que están listos. Os recomiendo que los hirváis de poco en poco ya que no es recomendable que se peguen entre ellos.

Los servimos con nuestra salsa favorita y ¡listo!

 

Hamburguesas de calabacín

Ya sabéis que últimamente me ha dado por experimentar platos más saludables y estoy probando diferentes tipos de hamburguesas de verduras como la hamburguesa de zanahoria, de garbanzos, de quinoa… todas muy buenas opciones para el día a día y para dejar boquiabiertos a nuestros invitados 🙂 No obstante, si os tengo que decir que las hamburguesas de calabacín están increíblemente buenas y no os las podéis perder.

 

Ingredientes para unas 8 hamburguesas:

  • 2 cebollas pequeñas o 1 cebolla grande.
  • 1 calabacín grande de unos 500 g.
  • 1 huevo.
  • 2 o 3 cucharadas de pan rallado.
  • Una pizca de sal.
  • 150-200g de queso rallado (a mi me gusta utilizar queso tierno y rallarlo yo misma).

Elaboración:

  1. Cortamos los extremos del calabacín, lo lavamos y lo rallamos (incluido la piel).
  2. Quitamos el agua del calabacín: ponemos todo el calabacín rallado dentro de un trapo, lo cerramos y lo escurrimos bien. Veremos que va a salir mucha agua de color verde. Tendremos que escurrir el calabacín hasta que no salga agua.
  3. Picamos la cebolla y la incorporamos al calabacín (ya escurrido), el huevo batido, las dos cucharadas del pan rallado, la sal y el queso rallado. Lo removemos todo muy bien.
  4. Hacemos bolas con la masa anterior y las aplastamos un poco para hacer las hamburguesas. Yo tengo un kit de hamburguesas de Lékuè que es muy útil para esto ya que tiene un molde para que la hamburguesa quede perfecta y una prensadora para que quede bien compacta, como en la imagen. 
  5. Por último, en una sartén, echamos un poquito de aceite y doramos las hamburguesas por ambos lados.

Podéis acompañarlas con ensalada, añadir algo de salmón, meterla entre dos panes… hay multitud de opciones.

¡Hasta la próxima!

Lasaña vegetariana de berenjena y verduras variadas

Para todos los amantes de las lasañas y por supuesto de las verduras, os traigo un plato muy healthy que no podéis dejar de probar.

La lasaña de verduras es un plato muy original, sencillo, está muy bueno, es súper sano y por qué no, es una buena alternativa para cuando tenemos mono de lasaña 😉

 

Para unas dos personas necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 berenjena.
  • 1 calabacín pequeño.
  • 1 zanahoria.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • Tomate frito, a mi personalmente me gusta comprarlo triturado y freírlo yo misma añadiendo cebolla, albahaca, orégano, etc.
  • Queso rallado.

 

Elaboración:

  1. Cortamos la berenjena en rodajas de unos 3-4 milímetros. Las ponemos en el microondas 1 minuto para que queden cocidas.
  2. Picamos la cebolla, el calabacín, el pimiento rojo y rallamos la zanahoria (prefiero rallarla para que tarde menos en hacerse) y lo sofreímos todo bien con un chorrito de aceite de oliva.
  3. Cuando tengamos el sofrito listo añadimos unas cucharadas de tomate.
  4. Montamos la lasaña: primero ponemos una rodaja de berenjena, una cucharada o dos de verduras, otra capa de berenjena, más verduras y de topping ponemos el queso rallado.
  5. Cuando ya esté montada la lasaña con el queso, la metemos 30 segundos en el microondas para que se derrita el queso. También podéis gratinar el queso en el horno durante 5 minutos.

Rica ¿verdad?

¡Espero que os guste!