Mug Cake de Brownie de Aguacate

El aguacate es un super alimento que está muy de moda. Sirve para todo: para hacer platos salados, dulces, da una textura maravillosa a las cremas y bizcochos y es muy saludable. Por eso, no he podido evitar incorporarlo a esta receta dulce: Mug Cake de Brownie de Aguacate.

mug cake de brownie de aguacate
mug cake de brownie de aguacate

 

Ya sabéis lo que me encantan los Mug Cake, no puedo evitar probar todas las recetas de tartas y bizcochos deliciosos en una taza. ¿Por qué te apasionan tanto me preguntaréis? Pues por 3 razones: porque se preparan en un periquete, no necesitas muchos recursos y tienen la medida perfecta de una porción, así no nos empachamos ni nos pasamos (que hay que cuidarse).

¿Qué ingredientes necesito para hacer este Mug Cake de Brownie de Aguacate?

  • 3 cdas de harina.
  • 1/2 cdita de levadura.
  • 1cda de cacao.
  • 1/2 aguacate (si está un poco maduro mejor, así os costará menos mezclarlo).
  • 1 yema.
  • 3 cdas de leche.
  • 2 cdas de miel.
  • Una pizca de sal.

Y, ¿cómo lo hago?

Como casi todos los Mug Cakes, este no podía ser  mucho más complicado así que sólo tenéis que seguir 3 sencillos pasos:

  1. Mezcla en una taza los ingredientes secos: harina, levadura, cacao y sal.
  2. En otro recipiente aparte, mezcla los ingredientes húmedos: el aguacate, la yema, la leche y la miel. Incorpora esta mezcla a la anterior (que está en la taza) y remueve bien hasta que quede una masa bien uniforme. Yo intento batir los  ingredientes con un tenedor pero si os cuesta podéis usar la batidora.
  3. Mete la taza dos minutos al microondas y ¡ya está listo!

Os advierto que yo le eché dos cucharadas de miel y no me quedó muy dulce. Si preferís algo más de dulzor, podéis añadirle más miel o cambiarla por azúcar moreno. En cuanto a la leche, yo uso una vegetal de arroz, pero admite cualquiera.

Espero que os guste mucho y si tenéis dudas escribidme o dejadme algún comentario.

¡Un abrazo a tod@s!

mug cake de brownie de aguacate 2

Salsa Pesto de Espinacas, el aderezo ideal para tu pasta

Si os encanta la salsa Pesto pero os parece muy intensa, os encantará esta variante: Salsa Pesto de Espinacas. Al añadirle espinacas, rebaja un poco el sabor de la albahaca haciéndola más suave y más fácil de combinar con otros platos (sandwiches, aderezos, pizzas, etc).

salsa pesto de espinacas
salsa pesto de espinacas

¿Qué ingredientes necesitamos para elaborar esta Salsa Pesto de Espinacas?

  • 2 cups de espinacas.
  • 1 cup de albahaca.
  • 1/4 cup de almendras crudas troceadas.
  • 2 dientes de ajo.
  • Un chorrito de aceite de oliva.

¿Cómo se elabora?

Por suerte, hacer pesto es súper fácil, os cuento:

  1. Limpiamos y quitamos los tallos de las hojas de espinacas y albahaca y las metemos en nuestro procesador de alimentos, robot de cocina, batidora, etc.
  2. Añadimos las almendras y el ajo y batimos todo bien. Veréis se aún no tenemos una textura cremosa, esto es porque todavía no hemos añadido el aceite de oliva.
  3. Por último, añadimos el aceite de oliva y batimos un poco más. Si vemos que aún no queda con la textura que nos gusta, podemos añadirle un pelín más de aceite de oliva.

Fácil, ¿verdad? Yo hago un bote de esta salsa y lo conservo en la nevera para ir utilizándolo siempre que me apetezca. La verdad es que dura bastante, yo lo he tenido durante semanas y no se ha puesto malo.

¿Con qué alimentos pega esta salsa?

Yo la he utilizado para hacer estos deliciosos gnocchis al pesto.

gnocchis al pesto con tomate seco
gnocchis al pesto con tomate seco

 

También va muy bien con pizzas, sandwiches, para añadir a los filetes de pollo a la plancha, con verduras, etc. Una receta que me encanta y que viene genial para llevar al trabajo es: judías verdes con pollo, tomates cherrys  y salsa pesto de espinacas. Esta salsa le da un sabor delicioso y fresco a todos nuestros platos. Si alguno se os queda un poco soso, podéis echarle una cucharadita de esta salsa pesto de espinacas y ya veréis cómo cambia el sabor.

Y vosotros, ¿en qué comida pondríais esta deliciosa salsa?

Batido de manzana y canela

Ya sabéis que para beneficiarnos de todos los nutrientes de la fruta es mejor comerla siempre entera, pero de vez en cuando no me puedo resistir a hacer algún delicioso batido, smoothie o zumo. Por eso, el otro día anduve experimentando y hoy os traigo este delicioso batido de manzana y canela.

Este batido es ideal para tomar algo de fruta y quitarnos esas ganas de comer algo dulce ya que lo he endulzado con miel. La miel posee una gran cantidad de azúcar, pero menos que el azúcar moreno o el azúcar blanco. Además, tiene otro tipo de vitaminas y nutrientes que hace que sea una muy buena opción para endulzar nuestros postres y batidos.

batido de manzana y canela
batido de manzana y canela

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer el batido de manzana y canela?

Para una persona necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1/2 manzana. Yo he utilizado una manzana amarilla pero podéis usar la que más os guste.
  • Un vaso de leche, de la que prefiráis, yo he usado semidesnatada.
  • 1/2 cucharadita de canela.
  • 1 cucharadita de miel.

Si queréis hacer más raciones, sólo tenéis que multiplicar los ingredientes por el número de personas que seáis y listo.

Elaboración

Si disponéis de una batidora de vaso os va a resultar muy fácil elaborar este batido. Si no, tendremos que apañarnos con una de mano. No obstante, os cuento.

  1. Echamos en la batidora, o batimos a mano la manzana previamente troceada (así quien la tenga que batir a mano le costará menos) junto con la leche, la canela y la miel hasta que no queden grumos. Si sois muy golosos podemos añadir una bola de helado de vainilla ;).
  2. Decoramos con un poquito de canela o miel, depende del toque final que queráis darle. Tengo un truco infalible para decorar los batidos con ingredientes en forma de polvo como el cacao, la canela, el azúcar glass… y consiste en poner un poquito del ingrediente en un colador y darle unos suaves toques encima del batido. Así el ingrediente se reparte uniformemente y queda perfecto.

Y así de fácil es. Podéis hacerlo por la noche y guardarlo para la mañana siguiente o llevároslo al trabajo en un termo. Eso sí, una vez hecho es muy difícil resistirse a no probarlo inmediatamente.

Espero que os guste mucho y, ya sabéis, si tenéis nuevas ideas sobre batidos o zumos me encantaría recibirlas 🙂

Bowl de melocotón y almendras, un desayuno ideal

Ya sabéis cuánto me gustan los bowls para el desayuno. Son súper completos, permiten mezclar varias texturas y sabores y son muy fáciles de preparar. Hoy os dejo uno de mis favoritos: Bowl para el desayuno de melocotón y almendras.

 

Ingredientes:

  • 1 yogurt griego.
  • 3 mitades de melocotón en su jugo.
  • 2 cdas. de avena.
  • almendras al gusto.

Elaboración:

  1. Batimos el yogurt griego con 2 mitades del melocotón hasta que no queden grumos y cuando esté listo lo ponemos en un bowl o cuenco.
  2. Añadimos la avena, la mitad del melocotón que nos quedaba (la podemos trocear un poco) y las almendras.

¿Rico y fácil verdad? Pues así tendremos un desayuno delicioso y muy completo.

 

Ensalada de mandarina y aguacate

Si queréis una comida ligera fácil de hacer y con mucho sabor aquí tenéis una de las ensaladas que más me gustan: ensalada de aguacate y mandarina.

 

Ingredientes:

  • Hojas de lechuga de las que más os gusten.
  • 1/2 aguacate.
  • 1 mandarina pequeña.
  • Aceite de oliva.
  • Vinagre de Módena.
  • Una pizca de sal.

 

Elaboración:

  1. A mi personalmente me gusta aliñar las hojas de lechuga y removerlas bien y luego poner el resto de los ingredientes. De esta forma no todo sabe a aceite y vinagre, pero esto es cosa mía.
  2. Cortamos el aguacate y la mandarina y añadimos a la lechuga.
  3. Disfrutarla por lo bien que lo hemos hecho 🙂

 

Bolitas de avena de limón y semillas de amapola

Para aquellos que son menos golosos y que les gustan los sabores más afrutados y aromáticos, os dejo esta versión de bolitas de avena o energy bites: de limón con semillas de amapola.

 

Ingredientes:

  • 1 taza de copos de avena.
  • 1/2 taza de mantequilla de cacahuete casera.
  • 2 cditas. de miel.
  • El zumo de medio limón.
  • La ralladura de medio limón.
  • 1 cda. de semillas de amapola.

 

Elaboración:

  1. Juntamos todos los ingredientes y removemos bien hasta que quede una masa homogénea y un poco pegajosa.
  2. Cogemos con una cuchara una porción de masa y hacemos una bola apretando muy bien para que quede muy compacta. Recordad, si hace calor,  podéis meter la masa en la nevera un par de horas y así estará más compacta y será más fácil de moldear.
  3. Conservamos las bolas en un tupper en la nevera.

¿Qué os parecen?

Bolitas de avena Red Velvet

Últimamente estoy intentando hacer nuevos aperitivos healthies para no estar repitiendo siempre lo mismo y como las bolitas de avena o energy bites me encantan, son súper prácticas y te dan mogollón de energía, he decidido buscar nuevos sabores. Ésta vez, un clásico que todos vosotros seguro que conocéis: Red Velvet.

 

Ingredientes:

  • 1 taza de copos de avena.
  • 1/2 taza de mantequilla de cacahuete.
  • 2 cditas. de miel.
  • 2 cditas. de emulsión Red Velvet.
  • 1/4 taza de pepitas de chocolate blanco.

Elaboración:

  1. Mezclamos todos los ingredientes hasta que quede una masa homogénea y un poco pegajosa. La emulsión Red Velvet tiene que impregnar bien todos los copos de avena.
  2. Con una cuchara cogemos porciones y hacemos bolitas hasta que queden muy compactas.
  3. Conservamos en la nevera. Yo suelo guardarlas en un tarro de cristal y voy cogiendo un par día a día.

No es por tirarme flores pero…¡están buenísimas!

 

Mug Cake de avena, plátano, nueces y chips de chocolate

La receta que os traigo hoy os vendrá genial si tenéis por delante un día muy largo y necesitáis coger energía: Mug Cake de avena, plátano, nueces y chocolate. Como veis, todos los alimentos que he escogido tienen mucha energía y además, combinan muy bien entre sí.

Ingredientes.

Para 1 Mug Cake necesitaremos:

  • 4 cdas. de copos de avena (yo suelo utilizar la del Mercadona).
  • 2 claras de huevo.
  • 1/2 plátano un poco maduro.
  • 1 cdita. de levadura.
  • chips de chocolate al gusto (un puñadito pequeño está bien).
  • nueces troceadas al gusto (yo suelo poner unas 5 o 7 más o menos).

Cómo preparar este Mug Cake de avena, plátano, chocolate y nueces.

Cómo siempre, hacer un Mug Cake es muy sencillo y no requiere casi tiempo.

  • Ponemos el plátano dentro de una taza y lo aplastamos con un tenedor hasta que quede como si fuera puré.
  • Después añadimos el resto de los ingredientes ( las claras de huevo, la levadura, los chips de chocolate y las nueces troceadas) y los removemos todos muy bien hasta que quede una masa homogénea.
  • Metemos la taza al microondas durante 2 minutos y ya está listo 🙂 Este Mug Cake en concreto no sube mucho por la avena pero tenéis que ver que queda un poco más levantado de lo que estaba.

A mi me encanta hacerme este Mug Cake para desayunar el fin de semana o cuando quiero hacer una jornada de ejercicio un poco más intensa y necesite un aporte de energía extra.

Al principio os comentaba que estos ingredientes combinan muy bien entre sí, os dejo otra prueba en esta otra receta.

¡Espero que os guste mucho y me dejéis vuestras impresiones en los comentarios!

Ensalada templada de calabaza

¡Me encanta la calabaza! Su sabor, su aroma y la textura que tiene. Con ella se pueden preparar mil recetas y lo que más me encanta es que es súper saludable.

Hoy os dejo esta receta de ensalada templada de calabaza que me encanta hacer cuando voy un poco justa de tiempo y no me puedo entretener mucho en la cocina. Además, he de deciros que es un plato que es muy completo y viene muy bien para aquellas veces que queremos comer con un sólo plato.

Ingredientes para 1-2 personas:

  • Una bolsa de lechugas variada, yo suelo utilizar brotes tiernos.
  • 3 rodajas de calabaza.
  • 1/4 cdita. de Pumpkin Spice. Os sugiero que le echéis un vistazo al link ya que esta mezcla de especias viene genial para muchas otras recetas.
  • Queso, el que más os guste. A esta ensalada le va bien el queso de cabra, mozzarella, queso fresco o Philadelphia.
  • Semillas. Yo he utilizado una mazcla de semillas que venden en Mercadona con diferentes tipos de pipas.
  • Aceite, vinagre de módena y sal, al gusto.

Elaboración.

  1. Espolvoreamos el Pumpkin Spice sobre las rodajas de calabaza y hacemos a la plancha hasta que estén blanditas.
  2. En una ensaladera ponemos la mezcla de lechugas y le añadimos el vinagre, el aceite y la sal y removemos bien.
  3. Añadimos el queso, las semillas, las pipas y la calabaza calentita.

 

Os preguntaréis por qué añado el aceite el vinagre y la sal sólo a las lechugas.

Bueno, esto es una manía mía, lo hago así porque de esta forma el sabor del vinagre no se me pega mucho al resto de los ingredientes y las lechugas están jugosas, pero podéis añadirlo al final del todo, cómo más os guste 🙂

Y esto ha sido todo. Espero que os guste mucho y me contéis qué tal os ha ido.

Puré o crema de brócoli

Para estos días de tanto frío los purés o cremas son clave para entrar en calor, además, están muy ricos, son muy nutritivos y son muuuuy fáciles de hacer.

Hoy os presento una receta que a mi, personalmente, me encanta: el puré o crema de brócoli.

Ésta verdura, además, es rica en vitaminas, ácidos grasos Omega-3, ayuda a prevenir el estreñimiento (si, así de claro), tiene mucho hierro (estupendo para prevenir la anemia), calcio (para nuestros huesitos), fósforo, magnesio y zinc. Vamos, que debería ser un must en nuestra dieta.

 

Ingredientes para la crema de brócoli:

Para unas 4 personas necesitaremos:

  • 250 g de brócoli fresco.
  • 1 zanahoria.
  • 1/2 puerro.
  • 1 patata mediana.
  • Una pizca de clavo molido.
  • 1 diente de ajo.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Un chorrito de leche o una cucharada de queso Philadelphia.

Elaboración:

  1. Picamos todos los ingredientes y los sofreímos en una olla durante unos minutos.
  2. Cubrimos los ingredientes con agua y lobeamos hervir hasta que los ingredientes, sobretodo la patata y la zanahoria, se ablanden.
  3. Cuando esté todo blandito, añadimos la leche o el queso, dependiendo de si lo queremos más nueva (elegir leche) o un pelín más intenso (elegimos el queso) y lo pasamos por la batidora hasta que no quede ningún grumo.

¡Espero que os guste tanto como a mí!