Brownie de San Valentín con chips de chocolate blanco

brownie san valentín_1

Soy bastante fan de los brownies y me he decidido por esta receta para el día de los enamorados. Con este delicioso postre pondréis la guinda a una maravillosa cena romántica. Podéis tematizarlo con unos moldes de corazón o con corazones de azúcar.

Para unas 4 raciones necesitaremos:

-125  gr. de chocolate negro para fundir.
-125 gr. de mantequilla.
-100 gr. de azucar Moreno.
– 2 huevos.
– 100 gr. de chips de chocolate blanco.
– 100 gr. de chips de chocolate con leche.
– 50 gr. de harina.
– 1cucharada de vainilla.

En primer lugar vamos a poner la mantequilla en una cacerola a fuego medio, una vez derretida añadimos el chocolate y lo fundimos, después lo vertemos en un bol.

Añadimos los huevos batidos y la vainilla a la mezcla anterior, removemos bien e incorporamos el azúcar. Por último, añadimos la harina.

Cuando tengamos una mezcla homogénea repartimos la masa en 4 boles y añadimos los chips de chocolate blanco y chocolate con leche y los cubrimos con la masa (sino pueden quemarse en el horno).

brownie san valentín_2

Horneamos los brownies durante 15-20 minutos a unos 180 grados y ya los tenemos listos para disfrutar. Lo ideal es comerlo templado para disfrutar del chocolate fundido.

¡Espero que os gusten y que triunféis en este día!

Para San Valentín… galletas en forma de corazón con cobertura de cereza

galletas san valentín cereza_1

Seguimos probando nuevas recetas para el día de San Valentín y yo sigo apostando por las galletas…me encantan.

Hoy os dejo la receta de unas galletas deliciosas y perfectas para regalar. Idea: podéis comprar un bote de cristal y meter algunas, será un regalo chulísimo.

Para unas 12-15 galletas necesitaremos:

– 170 gr. mantequilla.
– 100 gr. de azúcar.
– 1 pizca de sal.
– 1 cucharadita de aroma de vainilla.
– 2 yemas de huevo.
– 300 gr. de harina.
– Cobertura de cereza, yo la compré en la tienda on line María Lunarillos.
– Cobertura de chocolate blanco, nos vale una tableta normal.

Batimos la mantequilla junto con el azúcar, la sal y la vainilla. Añadimos las yemas y las incorporamos a la mezcla. Por último, incorporamos la harina y lo mezclamos todo.

Forramos la bandeja del horno con papel vegetal. Colocamos la masa sobre el papel y con el rodillo la dejamos lisa. El grosor de las galletas dependerá de cómo nos gusten a cada uno, yo suelo dejarlas gorditas de unos 5-6 mm más o menos.

Cortamos la masa con un cortapastas en forma de corazón. Mil gracias a mi amiga Raquel por dejarme este tan chulo con flecha de Cupido y todo.

Horneamos las galletas a 180 grados durante unos 10 minutos más o menos. Las sacamos y las dejamos enfriar en una rejilla.

Ahora viene lo más divertido: la decoración. Derretimos la cobertura de cereza en el microondas a potencia baja y la metemos dentro de una manga pastelera. Importante: cortar un pico muy pequeño para que no salga mucha cantidad.

galletas san valentín cereza_2

Primero trazamos un corazón sobre los bordes de la galleta y luego vamos pintando a nuestro gusto. Yo lo he pintado así, simulando el trazo de un lápiz.

Para pintar la flecha, derretimos el chocolate blanco y utilizamos la misma mecánica que antes. Y ya sólo queda dejar que se endurezca la cobertura y listo, ya tenemos unas deliciosas galletas para celebrar este día.

Galletas Red Velvet, llega el color de San Valentín

galletas red velvet y chocolate blanco

Queda muy poquito para que llegue San Valentín y estamos deseando probar nuevas recetas con las que sorprender a nuestra pareja.

Hoy os traigo unas galletas Red Velvet, ya sabemos que el rojo es el color por excelencia de este día, pero además las galletas llevarán chips de chocolate blanco, lo que las hará más deliciosas aún.

Para unas 15 galletas necesitaremos:

– 170 gr. mantequilla.
– 100 gr. de azúcar glass.
– 1 pizca de sal.
– 2 cucharadita de emulsión Red Velvet.
– 2 yemas de huevo.
– 300 gr. de harina.
– 100 gr. de chips de chocolate blanco o en su defecto una tableta de chocolate blanco cortada en pedacitos.

Batimos la mantequilla junto con el azúcar glass, la sal y la emulsión Red Velvet.

Batimos las yemas y las incorporamos a la mezcla. Por último, incorporamos la harina y lo mezclamos todo muy bien. Veremos que nos queda una masa roja.

Forramos la bandeja del horno con papel vegetal. Cogemos pequeñas porciones de la masa y hacemos una bola, la aplastamos con los dedos sobre el papel de cocina y metemos unos cuantos chips de chocolate.

Horneamos las galletas a 180 grados durante unos 10 minutos más o menos. Cuando veamos que el chocolate blanco comienza a tostarse las sacamos y las dejamos enfriar en una rejilla.

Por último, las podemos servir en un paquetito mono con un lacito como postre. Espero que os gusten mucho.