Cuscús de pollo y verduras

Si ya estáis cansados/as de los mismos platos de siempre y queréis innovar un poquito, probar algo más exótico pero sin romperos la cabeza, aquí tenéis una receta de cuscús de pollo y verduras. Una receta muy sencilla de hacer y muy completa a nivel nutricional.


¿Qué ingredientes necesito para hacer este riquísimo cuscús de pollo y verduras?

Para un par de raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1/2 taza de cuscús (yo lo compro en Mercadona).
  • Agua: 1/2 taza.
  • Un cuarto de calabacín, o si es muy pequeño podemos echar medio.
  • Un trocito del tallo de una cebolleta.
  • 1/2 zanahoria.
  • Media lata de maíz dulce.
  • 1 trozo de tomate seco deshidratado.
  • Una pechuga de pollo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • 1/4 cdita de comino.
  • 1 cdita de ras el hanout. Es mezcla de especias de origen marroquí que le dará a tus platos un sabor increíble. Yo la compro en tiendas a granel tipo «Pepita & Grano» pero no es muy difícil de encontrar, creo incluso que en Alcampo hay.

Elaboración:

¿Has visto muchos ingredientes y ya piensas que es muy elaborada? Nada más lejos de la realidad, mira que fácil.

  1. Lo primero que haremos será hidratar el tomate seco. En un bote o vaso, ponemos agua caliente y metemos el tomate seco, y lo dejamos hasta que se hidrate. El proceso suele tardar unos 15-20 minutos.
  2. Aliñamos el cuscús con aceite de oliva, sal y el comino. Lo mezclamos muy muy bien. Este paso lo hago ahora para que el cuscús coja bien los sabores del aceite y la especia.
  3. Hervimos la media taza de agua y la incorporamos al cuscús y lo tapamos.
  4. Cortamos en trozos mas bien pequeños el calabacín (yo le dejo la piel), la zanahoria (a ésta si le quito la piel, no me preguntes por qué), el maíz, la cebollleta y el tomate seco ya hidratado y lo ponemos todo en una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva. Es importante que esté a fuego medio porque las pieles de las verduras son finas y se la verdura se queman muy rápido. Y lo rehogaremos todo muy bien hasta que el calabacín y la zanahoria estén blanditos.
  5. En otra sartén, a fuego medio-alto, ponemos un chorrito de aceite de oliva y freímos la pechuga de pollo ya troceada con 1 cucharadita de la especia ras el hanout. Ya veréis que toque más especial le da esta especia al pollo.
  6. Mezclamos el cuscús, la verdura y el pollo en el mismo plato y a disfrutarlo.

Y así de fácil tenemos una receta saludable, deliciosa y que se sale un poco de lo que solemos comer habitualmente. Si queréis echar un vistazo a otras recetas para comer o cenar podéis encontrarlas aquí.

Un abrazo y espero que os guste mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *