Fresas con chocolate y crocante, no te podrás resistir

fresaschoco

Ésta es una de esas recetas que sorprenden. No solo por la combinación que ya de por si es deliciosa, sino porque la puedes utilizar en cualquier ocasión: de postre normal, para una cena un poquito mas especial, si quieres darte un capricho o para los más peques. Además, más fácil de hacer imposible.

Necesitaremos:
– Fresas.
– 1 tableta de chocolate para fundir.
– Almendra crocante (yo la compro en Mercadona).

Seleccionamos las fresas a nuestro gusto, las lavamos y las secamos con mucho cuidado, la piel de las fresas es increíblemente sensible y se estropea con facilidad. Yo suelo darle unos toques con papel de cocina.

Derretimos el chocolate al baño María o en el microondas como os sea más cómodo. Cubrimos las fresas con el chocolate y añadimos el crocante, las dejamos secar y esperamos a que el chocolate se enfríe y este completamente duro para comerlas. Notaréis una exquisita mezcla de texturas pasando de crocante a la carne de la fruta y del dulce al ácido de la fresa (en caso de que estén un poco ácidas, a mi me encantan así).

¡Os encantará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *