Galletas Oreo caseras… ¡buenísimas!

 

Yo de momento no me he cruzado con nadie a quien no le gusten este tipo de galletas tan chocolateadas, rellenas de una suave crema…en fin, se me hace la boca agua.

Están deliciosas y si son caseras le añadimos un punto…digamos “especial”. Os dejo en este post la receta para prepara galletas tipo oreo caseras.oreo-1

 

Ingredientes.

Para la masa de unas 12-15 galletas:
– 230 gr. de harina.
– 200 gr. de chocolate para fundir (el Nestlé del envase marrón va muy bien en este caso).
-140 gr. de azúcar.
– 100 gr. de cacao en polvo.
– 220 gr. de mantequilla.
– Un huevo.
– Una cucharadita de levadura.
– 1 pizca de sal.

Para el relleno:
– 80 gr. de mantequilla.
– 220 gr. de azúcar glass.
– 1 cucharada de esencia de vainilla.
– 2 cucharadas de leche.

¿Cómo preparamos nuestras galletas Oreo caseras?

Vamos al lío:

  1. Derretimos la mantequilla a potencia baja en el microondas y le añadimos el azúcar y el huevo. Removemos bien.
  2. Fundimos el chocolate al baño María o a potencia muy baja en el microondas y removiendo constantemente. Lo incorporamos a la mezcla anterior.
  3. Añadimos la harina y el cacao juntos. Mezclamos hasta obtener la masa.En este punto incorporamos la cucharada de levadura y la pizca de sal. Mezclamos todo muy bien hasta que quede una masa homogénea.
  4. Extendemos la masa sobre una superficie plana (yo he utilizado la encimera de la cocina, eso si poner un poco de harina debajo para que no se pegue). Alisamos la masa con un rodillo y con el corta pastas circular hacemos las galletas. No hagáis la burrada que yo hice que utilice un vaso de tubo como molde y me quedaron unos galletones gigantes…aunque bueno igual no ha sido tan malo :p.
  5. Forramos la bandeja del horno con papel vegetal y ponemos las galletas ya cortadas. Las horneamos a 180º hasta que veamos que se endurecen un poco ( unos 10-15 minutos pero depende de cada horno).
  6. Mientras se hornean las galletas vamos a hacer la crema: batimos el azúcar glass con la mantequilla, la esencia de vainilla y la leche hasta obtener una pasta. La dejamos enfriar en la nevera mientras las galletas se enfrían un poco.

Y ya poco os tengo que decir… cogemos dos galletas, a una de ellas le untamos la crema, la cerramos y listo.

Una de mis auténticas pasiones es disfrutar de estas galletas con un buen caso de leche bien fresquita, es la mezcla perfecta.

Espero que os guste y que me contéis que tal os han salido 😉.

oreo-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *