Smoothie de fresa y piña

Este smoothie de fresa y piña es increíble. No sólo porque combina dos frutas deliciosas y muy ricas en vitaminas, sino porque además podéis tomarlo en el momento en el que os apetezca, incluso como almuerzo o merienda. Además, su sabor es increíblemente delicioso y refrescante.

smoothie de fresa y piña
smoothie de fresa y piña

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer este smoothie de fresa y piña?

Para un smoothie necesitaremos los siguientes ingredientes (recordad que si sois más personas, sólo tenéis que multiplicar los ingredientes por el número de personas y ¡listo!):

  • 1 vaso de leche vegetal. Yo he utilizado leche de arroz y coco que es la que estoy tomando últimamente, pero podéis utilizar la que queráis, incluso leche de vaca. Eso sí, tened en cuenta que con ésta última el smoothie os llenará más y no será tan ligero de digerir.
  • 3 o 4  fresas.
  • 2 rodajas de piña.
  • Miel para endulzar. Yo le he puesto una cucharadita.

Elaboración.

Lo bueno que tienen los smoothies y batidos en general es que no son nada difíciles de hacer, sólo tienes que seguir 3 pasos.

  1. Trocear la fruta y juntarla con el resto de ingredientes en la batidora de vaso.
  2. Batir hasta que no queden grumos y verter en tu vaso o jarra favorita.
  3. Asegúrate de disfrutarlo 🙂

Este smoothie me encanta cuando quiero algo dulce pero quiero controlarme un poquito con el dulce. La verdad es que me sacia bastante y ahora que va llegando el buen tiempo, casi que apetece más este tipo de frutas.

Para hacerlo granizado añadir hielos a la batidora de vaso junto con el resto de ingredientes.

Os aconsejo que leáis bien las instrucciones de vuestra batidora para ver si sirve para picar hielos. Os lo digo por experiencia jeje.

¡Qué lo disfrutéis!

Sandwich de dulce de leche y plátano, no te podrás resistir

Una vez hayáis probado este sandwich de dulce de leche y plátano no querréis nada más, lo sé y lo siento por descubriros este manjar pero no me quería guardar el secreto para mi sola jeje. En serio, os animo a probarlo porque no se tarda nada en hacer, y está súper rico. Ahora, si os advierto que os lo comáis moderadamente porque es un poco pesado. Si os apetece daros un caprichito un día especial, ésta es la receta clave.

sandwich de dulce de leche y plátano
sandwich de dulce de leche y plátano

 

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer un sandwich de dulce de leche y plátano?

  • 2 rebanadas de pan de molde.
  • Dulce de leche, lo podéis preparar casero con esta receta tan sencilla, queda delicioso.
  • Medio plátano.
  • Un poco de mantequilla o margarina para untar el pan.

¿Cómo lo hacemos?

  • Untamos las dos rebanadas de pan con dulce de leche.
  • Cortamos el medio plátano y lo ponemos de relleno entre las rebanadas.
  • Untamos las caras exteriores del sandwich de mantequilla o margarina, con un poquito basta.
  • Calentamos una sartén y doramos el sandwich por cada lado durante un minuto más o menos. A mi me gusta más dorado que tostado, pero eso va al gusto.

¿Veis que sencillo? Quizá prefiráis cambiar el plátano por fresas o por alguna fruta que os guste más que el plátano. No obstante, con plátano queda una mezcla espectacular.

Podéis servirlo cortado en triángulos en alguna fiesta o de postre para alguna comida o cena informal. Seguro que dejáis a vuestros invitados con la boca abierta, en sentido figurado, porque más bien estarán con la boca cerrada disfrutando de esta deliciosa receta 🙂

Dulce de leche casero

Si sois, como yo, unos férreos defensores del dulce de leche y os encanta coméroslo, no sólo a cucharadas sino añadirlo a cualquier receta, os recomiendo que probéis a hacer la receta de este delicioso dulce de leche casero. Es muy fácil de preparar, aunque os robará al menos una hora y media de elaboración. Aún así, os aseguro que merece mucho la pena.

dulce de leche casero
dulce de leche casero

 

¿Qué ingredientes necesitamos para preparar el dulce de leche casero?

Con muy pocos ingredientes conseguiréis un resultado delicioso:

  • 1 litro de leche, la que prefiráis, yo utilizo semidesnatada.
  • 300 g de azúcar blanco.
  • 1 cdita de bicarbonato.

Elaboración:

Aquí sí os pido que tengáis un poco de paciencia y os llevéis a la cocina la tablet con algún capítulo de vuestra serie favorita porque lleva un poco de tiempo hacerlo.

  1. Mezclamos en una olla la leche y el azúcar, la ponemos a fuego alto y removemos sin parar.
  2. Cuando la leche comience a hervir la retiramos del fuego y le añadimos una cucharadita de bicarbonato. Aquí el contenido de la olla crecerá por lo que os recomiendo que lo hagáis en una olla profunda para que no se salga. Seguimos removiendo un par de minutos.
  3. Volvemos a poner la olla en el fuego (o vitro o placa de inducción) y bajamos el fuego a la mitad y removemos sin parar durante al menos una hora y media. Veréis que el color de la leche va cambiando a marrón y que la mezcla se va espesando. Un truco para saber que el dulce de leche está listo es, con una cuchara de madera, hacemos una raya en el fondo de la olla y si vemos que se separa el dulce de leche y que no se junta, entonces es que está lo suficientemente espeso para retirarlo del fuego y dejarlo reposar.

Yo la primera vez que lo hice me quedó un poco más líquido y tampoco me importó mucho porque de sabor estaba bien y era muy cómodo de servir así que como prefiráis.

¿A qué le puedo añadir mi dulce de leche casero?

Hay muchas recetas que le van bien:

  • Con un poco de fruta, manzana, fresas, plátano.
  • Tortitas o crepes.
  • Tostadas y fruta.
  • Sándwich de plátano y dulce de leche (os recomiendo mucho que probéis esta).
  • Con helado.
  • Podéis usarla de topping en una cheesecake.
  • En un pudding de Chía y frutos secos.
  • Con un yogurt natural o griego.

Y creo que aquí ya tenéis unas cuantas ideas para volveros locos con este dulce de leche casero.

 

 

Obleas de maíz caseras, prepara una comida mexicana

Si os encanta la comida mexicana como a mí, no os podéis perder esta receta de obleas de maíz caseras, si si, como habéis leído, os voy a dar la receta de cómo hacer esas obleas de maíz tan ricas para rellenar de carne, pollo o verduras pero en casa y de forma fácil y sana.

obleas de maíz caseras
obleas de maíz caseras

¿Qué ingredientes necesitamos para preparar estas obleas de maíz caseras?

Necesitamos muy pocos ingredientes y salen unas 8 obleas:

  • 2 cups de harina de maíz (creo que se puede comprar en Mercadona) y un poco más para amasar.
  • 1 cup y 1/2 de agua caliente.
  • Una pizca de sal.

¿Cómo se elaboran?

  1. Mezclamos la harina de maíz con el agua y sal y amasamos muy bien con las manos hasta que se quede una masa homogénea.
  2. Hacemos una bola con la masa y la partimos por la mitad, y la mitad en 2 y a su vez esa parte en dos otra vez, de forma que nos queden 8 trozos de masa.
  3. Cogemos un trozo de masa, hacemos una bolita y enharinamos la superficie sobre la que vamos a trabajar y con un rodillo estiramos muy bien la masa hasta que quede una fina oblea.
  4. Cogemos esa oblea y la pasamos por la plancha o la sartén. Si la sartén es muy buena y tiene una buena superficie antiadherente se harán genial pero sino, podéis echar un chorrito de aceite. En cuanto veamos que se dora la sacamos.

¿Cómo podemos conservarlas?

Yo metí en un tupper una trapo para que absorbieran la humedad y las guardé ahí durante un par de días. Yo os recomiendo casi comerlas en el día porque luego no están igual de buenas como recién hechas. Si cocinas sólo para ti, te recomiendo dividir estos ingredientes entre dos y así tendrás la mitad de obleas.

Estas obleas están buenísimas con ingredientes como: pollo, verduras, carne, ensalada o salsas tipo chili o guacamole.

¡Espero que os  gusten mucho!

Salsa Pesto de Espinacas, el aderezo ideal para tu pasta

Si os encanta la salsa Pesto pero os parece muy intensa, os encantará esta variante: Salsa Pesto de Espinacas. Al añadirle espinacas, rebaja un poco el sabor de la albahaca haciéndola más suave y más fácil de combinar con otros platos (sandwiches, aderezos, pizzas, etc).

salsa pesto de espinacas
salsa pesto de espinacas

¿Qué ingredientes necesitamos para elaborar esta Salsa Pesto de Espinacas?

  • 2 cups de espinacas.
  • 1 cup de albahaca.
  • 1/4 cup de almendras crudas troceadas.
  • 2 dientes de ajo.
  • Un chorrito de aceite de oliva.

¿Cómo se elabora?

Por suerte, hacer pesto es súper fácil, os cuento:

  1. Limpiamos y quitamos los tallos de las hojas de espinacas y albahaca y las metemos en nuestro procesador de alimentos, robot de cocina, batidora, etc.
  2. Añadimos las almendras y el ajo y batimos todo bien. Veréis se aún no tenemos una textura cremosa, esto es porque todavía no hemos añadido el aceite de oliva.
  3. Por último, añadimos el aceite de oliva y batimos un poco más. Si vemos que aún no queda con la textura que nos gusta, podemos añadirle un pelín más de aceite de oliva.

Fácil, ¿verdad? Yo hago un bote de esta salsa y lo conservo en la nevera para ir utilizándolo siempre que me apetezca. La verdad es que dura bastante, yo lo he tenido durante semanas y no se ha puesto malo.

¿Con qué alimentos pega esta salsa?

Yo la he utilizado para hacer estos deliciosos gnocchis al pesto.

gnocchis al pesto con tomate seco
gnocchis al pesto con tomate seco

 

También va muy bien con pizzas, sandwiches, para añadir a los filetes de pollo a la plancha, con verduras, etc. Una receta que me encanta y que viene genial para llevar al trabajo es: judías verdes con pollo, tomates cherrys  y salsa pesto de espinacas. Esta salsa le da un sabor delicioso y fresco a todos nuestros platos. Si alguno se os queda un poco soso, podéis echarle una cucharadita de esta salsa pesto de espinacas y ya veréis cómo cambia el sabor.

Y vosotros, ¿en qué comida pondríais esta deliciosa salsa?

Donettes de azúcar y canela: irresistibles

Esta receta de donettes de azúcar y canela os va a encantar, sólo os digo que he tenido que repartir los que he hecho porque me los habría comido todos.

 

¿Qué necesitamos para hacer estos donettes de azúcar y canela?

Antes de empezar debéis saber que yo tengo  un electrodoméstico magnífico llamado donut maker, que permite hornear donuts, cupcakes y cake pops de forma muy limpia. Además, es ideal para aquellos que en casa no tengan horno.

Si no lo tenéis siempre podréis recurrir a esta receta de donuts al horno con azúcar y canela.

Si os habéis decidido por el donut maker aquí van los ingredientes para unas 16-18 unidades:

  • 260g de harina.
  • 1 sobre de levadura.
  • 130 g de azúcar + 2 cucharadas que reservaremos en un cuenco aparte.
  • 1 cda de azúcar avainillado.
  • 250 ml de leche.
  • 3 huevos.
  • 5 cucharas de aceite de oliva.
  • 1 pizca de sal.
  • 50 g de mantequilla.
  • 1 cucharadita de canela.

Pero, ¿cómo se hacen?

  1. Mezclamos las 2 cucharadas de azúcar que habíamos reservado con la canela y lo dejamos en un cuenco aparte.
  2. En un bol grande, mezclamos la harina, la levadura, los 130g de azúcar, el azúcar avainillado (si no tenéis podéis usar una cucharadita de esencia de vainilla), la leche, el aceite de oliva y la sal y batimos muy bien hasta que no quede ningún grumo.
  3. Encendemos nuestro donut maker y esperamos a que se caliente bien. Entonces con una cucharada vertemos porciones de la masa en el molde del donut maker hasta que rebose un poquito el borde. Cerramos y lo dejamos un par de minutos que suba.
  4. Sacamos los donettes y los dejamos enfriar. Mientras tanto vamos a preparar nuestra cobertura de canela y azúcar.
  5. Derretimos la mantequilla en el microondas y pintamos los donettes por las dos caras.
  6. Rebozamos el donette en el cuenco con el azúcar y la canela que habíamos reservado en el paso número 1.
  7. Dejamos reposar un poco los donettes para que la mantequilla se solidifique un poco y agarre bien el azúcar y la canela y listo, ya los tenemos preparados.

¡Y así de fácil es! Espero que os gusten tanto como a mí.

Un abrazo a tod@s.

 

Batido de Kit Kat

Ya sabéis que no me puedo resistir de vez en cuando a las goloserías, dulces, chuches, gominolas, postres hipermegadeliciosos, etc. Por eso, de vez en cuando tengo que sacar alguna de esas recetas que se te hace la boca agua como este Batido de Kit Kat.

batido de kit kat
batido de kit kat

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer este Batido de Kit Kat?

No os volváis muy locos, sólo necesitamos estos ingredientes tan simples:

  • 1 bola de helado de vainilla.
  • Una cucharada de cacao puro desgrasado
  • 1 vaso de leche.
  • Una chocolatina Kit Kat, de esas que vienen 5 o 6 palitos.

Elaboración

Es muy simple y consta solo de dos pasos:

  1. Batir todos los ingredientes juntos salvo 1 palito del Kit Kat hasta que se haga una mezcla uniforme.
  2. Verter el batido en vuestro vaso o jarra favorita y decorar con el palito de Kit Kat que hemos guardado.

Con la base de ingredientes que os he indicado arriba y otro tipo de chocolatina podéis hacer un montón de batidos diferentes como este batido de Kinder Bueno, Snickers, Mars…es decir, con todas las chocolatinas que queráis. Podéis prescindir del cacao si lo deseáis pero la base de leche y helado de vainilla es la misma.

Batido de manzana y canela

Ya sabéis que para beneficiarnos de todos los nutrientes de la fruta es mejor comerla siempre entera, pero de vez en cuando no me puedo resistir a hacer algún delicioso batido, smoothie o zumo. Por eso, el otro día anduve experimentando y hoy os traigo este delicioso batido de manzana y canela.

Este batido es ideal para tomar algo de fruta y quitarnos esas ganas de comer algo dulce ya que lo he endulzado con miel. La miel posee una gran cantidad de azúcar, pero menos que el azúcar moreno o el azúcar blanco. Además, tiene otro tipo de vitaminas y nutrientes que hace que sea una muy buena opción para endulzar nuestros postres y batidos.

batido de manzana y canela
batido de manzana y canela

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer el batido de manzana y canela?

Para una persona necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1/2 manzana. Yo he utilizado una manzana amarilla pero podéis usar la que más os guste.
  • Un vaso de leche, de la que prefiráis, yo he usado semidesnatada.
  • 1/2 cucharadita de canela.
  • 1 cucharadita de miel.

Si queréis hacer más raciones, sólo tenéis que multiplicar los ingredientes por el número de personas que seáis y listo.

Elaboración

Si disponéis de una batidora de vaso os va a resultar muy fácil elaborar este batido. Si no, tendremos que apañarnos con una de mano. No obstante, os cuento.

  1. Echamos en la batidora, o batimos a mano la manzana previamente troceada (así quien la tenga que batir a mano le costará menos) junto con la leche, la canela y la miel hasta que no queden grumos. Si sois muy golosos podemos añadir una bola de helado de vainilla ;).
  2. Decoramos con un poquito de canela o miel, depende del toque final que queráis darle. Tengo un truco infalible para decorar los batidos con ingredientes en forma de polvo como el cacao, la canela, el azúcar glass… y consiste en poner un poquito del ingrediente en un colador y darle unos suaves toques encima del batido. Así el ingrediente se reparte uniformemente y queda perfecto.

Y así de fácil es. Podéis hacerlo por la noche y guardarlo para la mañana siguiente o llevároslo al trabajo en un termo. Eso sí, una vez hecho es muy difícil resistirse a no probarlo inmediatamente.

Espero que os guste mucho y, ya sabéis, si tenéis nuevas ideas sobre batidos o zumos me encantaría recibirlas 🙂

Croquetas de espinacas y piñones

Últimamente he sentido una gran curiosidad por conocer la bechamel y sus secretos, cuál es la adecuada para cada plato, cómo sazonarla, y por supuesto, cómo queda mejor en las croquetas. Por eso, en esta receta de croquetas de espinacas y piñones he probado una nueva receta de bechamel diferente a la que solía hacer y la verdad que me ha encantado, se puede decir que vamos progresando en esto de la cocina :).

croquetas de espinacas y piñones
croquetas de espinacas y piñones

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer las croquetas de espinacas y piñones?

  • 50 g de mantequilla.
  • 50 g de harina.
  • 400 ml de leche.
  • Un puñado de espinacas cortadas en tiras finas.
  • 2 cucharadas de piñones partidos por la mitad.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Nuez moscada.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • Aceite para freír las croquetas.

Elaboración

  1. Rehogamos las espinacas y los piñones hasta que las espinacas estén blanditas y reservamos.
  2. En una cazuela derretimos la mantequilla a fuego lento y añadimos la harina hasta que esté bien incorporada a la mantequilla.
  3. Echamos la leche previamente calentada a nuestra masa anterior y removemos todo muy bien hasta que se vaya haciendo una masa homogénea y sin grumos.
  4. Aderezamos con sal, pimienta y nuez moscada al gusto e incorporamos las espinacas y los piñones. Removemos todo bien hasta que la bechamel no se pegue en la cazuela.
  5. Extendemos la masa de las croquetas en un plato llano para que se enfríe antes y la dejamos reposar a temperatura ambiente.
  6. Una vez se haya templado, comprobamos con un pedazo de masa que podemos moldearla con las manos. Si no es así, la dejamos reposar un poco más. Yo suelo dejarla un par de horas máximo.
  7. Cuando ya esté lista cogemos porciones con una cuchara y hacemos la forma de la croqueta, la bañamos en huevo batido y la pasamos por el pan rallado. Y así con el resto de la masa de las croquetas.
  8. Por último, freíamos las croquetas en aceite y las dejamos reposar en un plato con una servilleta. La servilleta se impregnará del aceite sobrante de la croqueta y eso que nos quitamos de grasa.

Y sólo os puedo decir que las disfrutéis mucho. Si queréis ver más opciones de croquetas un poco más curiosas os sugiero esta receta de croquetas de setas o esta otra de croquetas de calabaza y canela con nueces.

¡Gracias por leerme!

Mug Cake de Kinder Bueno

El otro día probé este Mug Cake de Kinder Bueno y os tengo que decir que cada vez me pierden más los Mug Cakes. Si no habéis hecho nunca ninguno, os animo a probarlos.  Son tan fáciles, rápidos de hacer y tienen la proporción perfecta para una ración individual. Además, no hace falta ser muy cocinillas, la masa es muy parecida casi siempre y sólo tenéis que variar los ingredientes.

Y no me entretengo mucho más, voy a contaros como he hecho este Mug Cake de Kinder Bueno… si si, también podéis meterles dentro vuestra chocolatina favorita.

mug cake de kinder bueno
mug cake de kinder bueno

Ingredientes.

Para 1 Mug Cake necesitaremos:

  • 25g de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • 3 cucharadas de harina.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 3 cucharadas de leche.
  • 1 cucharadita de vainilla. Yo uso la vainilla líquida del Mercadona, me gusta mucho porque le da un buen sabor sin ser pesada.
  • 2 barritas de Kinder Bueno.

¿Cómo preparamos nuestro Mug Cake de Kinder Bueno?

  1. Ponemos la mantequilla dentro de una taza y la derretimos en el microondas. Podemos probar a trocearla bien e ir abriendo el microondas de 15 en 15 segundos. Así nos aseguramos de que no salte.
  2. Añadimos el huevo, la vainilla y la leche y batimos bien.
  3. Incorporamos la harina y la levadura y mezclamos todo bien hasta que no queden grumos.
  4. Troceamos una barrita de Kinder Bueno y mezclamos con la masa anterior.
  5. Metemos la taza al microondas durante 2 minutos y veremos que el bizcocho de la taza sube y queda genial.
  6. Con la barrita que nos queda, decoramos el Mug Cake. Yo la he partido en dos y he hecho un pequeño agujero en el Mug Cake par insertarlas. también podemos batirlas con un poco de queso cremoso y hacer una deliciosa crema de Kinder Bueno para añadir como topping en el Mg Cake.

Y esto es todo, ¿fácil verdad? pues os dejo que seguro que estáis deseando preparar esta receta. Por cierto, si sois muy fans del Kinder bueno os recomiendo que probéis esta deliciosa receta. No os puedo desvelar nada. Tendréis que clicar en el enlace para averiguar de qué se trata.

Un abrazo muy fuerte a todos. ¡Espero que os guste!