Pan de espelta, fácil y rápido

Cada vez son más las personas que apuestan por comer pan integral y de calidad. Hoy os traigo una receta de pan de espelta que podéis hacer en casa de forma muy sencilla y rápida. Ya sabéis que cuando algo es casero se nota mucho el sabor y la calidad del alimento… pues no os imagináis con el pan. Aunque hay muy buenos panes en el mercado, hay un salto de calidad muy importante. Probadlo y ya me contáis 😉

pan de espelta

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer este pan de espelta casero?

Para un pan mediano, yo uso el típico molde de pan de molde (uno rectangular) necesitaremos:

  • 500 g de harina de espelta integral. Yo la compro en Mercadona.
  • 1 cdita de sal.
  • 8 g de levadura seca de panadería. También la compro en Mercadona, son unos sobrecitos marrones.
  • 500 ml de agua templada. Es muy importante que esté templada para que se mezcle mejor.

Elaboración:

Seguid estos pasos y veréis que sencillo es.

  1. Mezclamos los ingredientes secos (harina, levadura y sal) en un bol hasta que esté todo bien integrado.
  2. Después añadimos el agua templada y removemos bien poniendo especial atención a las paredes y el fondo del bol porque se suelen quedar restos de harina.
  3. Mezclamos todo muy muy bien hasta que no haya grumos. Yo suelo usar una batidora eléctrica de varillas porque me facilita mucho el trabajo, pero podéis hacerlo a mano perfectamente.
  4. Dejamos reposar la masa durante 2 horas con un paño húmedo encima. Una vez transcurrido este tiempo veréis que la masa ha crecido muchísimo.
  5. En un molde para el pan, o una fuente estrecha nos vale, ponemos un papel de horno y vertemos la masa.
  6. Horneamos durante 25 minutos a 200ºC y después bajamos la temperatura a 170ºC durante 20 minutos más.
  7. Sacamos el pan del horno, lo desmoldamos rápido y lo dejamos reposar en una rendija hasta que se temple.
  • Y ya tenemos nuestro pan de espelta casero. Es fácil, ¿verdad? Un consejo que os doy si no queréis consumirlo entero es que lo cortéis en rebanadas y lo congeléis. Así cuando queráis un trozo de pan, solo tenéis que sacar la rebanada, descongelarla y tostarla en la tostadora.
    
  • Además, ya sabéis que la espelta es un trigo más digestivo que la harina normal. Si queréis emplearla para otras recetas, podéis probar esta masa de pizza de espelta que está buenísima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *