Originales piruletas de Oreo y chocolate blanco

Piruleta Oreo copy

¡Muy buenas!

Hoy os traigo una receta que llevaba mucho tiempo queriendo preparar: Piruletas de Oreo y chocolate blanco. Están deliciosas y además son ideales para cualquier fiesta o celebración.

Os cuento cómo se hacen, necesitaremos:

  • 1 paquete de galletas Oreo.
  • 1 o 2 tabletas de chocolate blanco para fundir, la cantidad dependerá de las piruletas que queráis hacer.
  • Confeti comestible.
  • Palos de piruleta o cake pop. Yo he utilizado los de la marca Wilton.

Lo primero de todo es abrir las Oreo teniendo mucho cuidado de que todo el relleno se quede en un lado de la galleta.

Derretimos 2 o 3 onzas de chocolate blanco y untamos los palitos en el chocolate formando una bolita. Acto seguido deslizamos el palito entre el relleno de la galleta y la tapamos con la otra cara de la galleta. Lo que vamos a hacer con esto es sellar con chocolate blanco el palo al centro a la galleta. En la foto lo veréis muy claro.

Piruleta Oreo 2

 

Truco: si el palo es muy grueso, cogemos 2 lados con relleno y así al tapar la galleta tendremos relleno suficiente y no se partirá. La otra cara de la galleta, la que no tiene relleno, la podemos aprovechar para otro postre. Las dejamos enfriar si es posible en la nevera, en un plato y así nos aseguramos de que el chocolate se solidifica bien.

Mientras tanto vamos a derretir el resto de chocolate blanco a potencia baja en el microondas o al baño María. Aquí vamos a cubrir la piruleta de Oreo, es decir la galleta con el palo, con chocolate blanco y vamos a moverlo boca abajo o dando pequeños toques en la mano mientras la sujetamos para que escurra bien todo el chocolate y que luego al colocarla hacia arriba no gotee.

Una vez que ya no caiga nada de chocolate, espolvoreamos la piruleta con el confeti que más nos guste… ¡dad rienda suelta a vuestra creatividad!

Las podemos poner en una taza (con el palo en el fondo de la taza) dentro del frigorífico para que el chocolate de la cobertura se endurezca y quede perfecta.

Y no os puedo decir otra cosa que están de vicio… y que no podréis comer sólo una. Espero que os gusten mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *