Sandwich de fresa y queso

Este sandwich de fresa y queso es un desayuno perfecto para los fines de semana. Está delicioso, es fácil, es muy rápido de hacer y, por supuesto, es el empujón perfecto para empezar tu mañana con el pie derecho. También están muy bien cuando quieres hacer una merienda diferente.

sandwich de queso y fresas
sandwich de queso y fresas

¿Qué ingredientes necesitamos para este sandwich de fresa y queso?

Para 1 sandwich (2 mitades) necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 2 rebanadas de vuestro pan de molde favorito, a mí me gusta integral o de cereales.
  • Queso cremoso, tipo Philadelphia o del estilo (yo utilizo uno de la marca Hacendado sin lactosa).
  • 2 fresas.
  • Mantequilla o margarina.

Y, ¿cómo lo hago?

La elaboración es muy sencilla, sólo tenéis que pensar en hacer un sandwich mixto y veréis como todo cobra sentido.

  1. Untamos las dos rebanadas de pan con el queso cremoso.
  2. Lavamos y cortamos en rodaja las fresas y las metemos de relleno del sandwich.
  3. Cerramos el sandwich y untamos las dos caras exteriores con un poquito de mantequilla o margarina.
  4. Hacemos el sandwich a la plancha o en una sartén hasta que las dos caras exteriores estén doraditas.
  5. Cortamos el sandwich de fresa y queso por la mitad en diagonal o como más os guste y ¡a disfrutar!

La verdad que nunca he sido muy fan de introducir fruta en el pan pero últimamente he estado experimentando un poco con ello y os puedo decir que no están nada mal. Aquí os dejo otra receta de sandwich con fruta: sandwich de plátano y dulce de leche.

Si tenéis hijos y no son de comer fruta, podéis probar también a introducir en el sandwich otras piezas de frutas para ver si les gustan. Quizá ésta sea una forma de que la tomen.

¡Espero que os guste mucho! Y si tenéis más ideas de sandwiches originales me encantará saberlas 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *