Muffins de avena, plátano, nueces y pepitas de chocolate

Hace tiempo os colgué la receta de unos muffins de avena súper saludables y deliciosos. Bien, pues he seguido investigando un poquito más y he variado un poquito los ingredientes para dar con una combinación súper deliciosa.

La masa para 10-12 muffins llevará:

  • 1 plátano maduro.
  • 1 huevo.
  • 2 cdas de miel.
  • 2 cdas de levadura.
  • 1 cdita de sal.
  • 1 cda de vainilla.
  • 1/2 yogurt griego.
  • 1 taza y 1/2 de copos de avena.
  • 1 taza de leche.
  • 150 g de nueces.
  • Chips de chocolate, al gusto.

Elaboración:

  1. Aplastamos el plátano con un tenedor y los mezclamos junto al huevo batido, la miel, la levadura, la sal, la vainilla, el yogurt, la avena, la leche, las nueces y los chips de chocolate. Removemos todo muy bien hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.
  2. Repartimos la masa en los moldes previamente engrasados con un poquito de mantequilla. Si tenéis moldes de silicona, no hará falta que los engraséis porque los muffins salen genial y no se pegan.
  3. Echamos unas poquitas nueces y chips de chocolate más por encima de de la masa.
  4. Horneamos a 180ºC durante 15 minutos hasta que veamos que están un poco dorados por encima y bien cuajados por dentro. Para averiguarlo podemos meter un palillo y si sale seco es que están listos para sacar.

Espero que os gusten, son mis favoritos 😉

 

Galletas de avena y arándanos

Galletas_avena y arándanos

Llevaba mucho tiempo sin escribir una receta pero he vuelto con una deliciosa receta de galletas tipo digestive para seguir cuidando el tipo en verano ;).

Para unas 15 unidades:
– 100 g de mantequilla.
– 100 g de copos de avena.
– 80 g de azúcar moreno.
– 120 g de harina de trigo integral.
– 1 cucharadita de levadura.
– 2 o 3 cucharaditas de leche.
– 1 cucharadita de azúcar avainillado.
– Una pizca de sal.
– Arándanos secos.

Primero derretimos la mantequilla y la mezclamos con la avena, el azúcar moreno, la harina, la levadura, la leche, la sal, el azúcar avainillado y los arándanos secos (previamente cortados por la mitad) hasta que quede una mezcla homogénea.

Ponemos papel vegetal en una bandeja para horno y hacemos bolitas, las aplastamos un poco y las colocamos sobre el papel. Horneamos las galletas 10-15 minutos a 180 grados. Tienen que estar un poco doradas.

Las dejamos enfriar y cuando ya se hayan templado empezamos a disfrutarlas 😉.

Galletas digestive de avena con chocolate

Hoy os dejo una receta de las deliciosas galletas digestive de avena con chocolate, si si, esas que nos gusta tener en casa para el desayuno o merienda diarias y que están deliciosas. Además, su alto contenido en fibra las hace imprescindibles en nuestra dieta. Recordad que la fibra es muy buena, no sólo para el tránsito intestinal sino también para equilibrar nuestro nivel de colesterol.

Galletas de avena y chocolate copy

¿Qué ingredientes necesitamos?

Para unas 15 unidades:

  • 2 huevos pequeños o 1 grande.
  • 100 g de mantequilla ablandada, podéis utilizarla sin lactosa sin lo preferís.
  • 100 g de copos de avena.
  • 80 g de azúcar moreno o panela.
  • 120 g de harina integral.
  • 1 cdita de levadura.
  • 2 o 3 cdas de leche. Yo he utilizado leche vegetal de soja.
  • 1 cdita de azúcar avainillado o de esencia de vainilla.
  • Una pizca de sal.
  • 100 g de chocolate con leche o negro, el que más os guste.

¿Cómo hacemos nuestras Galletas Digestive?

  1. Primero derretimos la mantequilla en el microondas a potencia baja y la mezclamos con la avena, los huevos, el azúcar moreno, la harina, la levadura, la leche, la sal y el azúcar avainillado o la esencia de vainilla hasta que quede una mezcla homogénea.
  2. Ponemos papel vegetal en una bandeja para horno y hacemos bolitas con la masa de las galletas. Las aplastamos un poco y las colocamos sobre el papel.
  3. Horneamos las galletas 10-15 minutos a 180 grados. Tienen que estar un poco doradas para sacarlas del horno.
  4. Las dejamos enfriar y mientras tanto derretimos el chocolate. Podéis derretirlo en el microondas a potencia baja y abriendo el microondas de vez en cuando para que no se nos queme el chocolate. Lo ideal es abrir cada 10-15 segundos y remover el chocolate.
  5. Cuando ya se hayan templado las galletas untamos una ligera capa de chocolate sobre la cara más plana de la galleta. Dejamos que el chocolate se solidifique y ya están listas.

Un consejo: están deliciosas con un vaso de leche bien frío 😉.