Pretzels de San Valentín, un snack muy romántico

Seguimos trabajando duro en las recetas de San Valentín para que tengáis mogollón de opciones para dejar boquiabiertos a esa persona tan especial. Os dejo la receta de un snack muy romántico.

Necesitaremos:

  • 1 bolsa de pretzels salados.
  • Chocolate para fundir sabor frambuesa o cereza. Podéis encontrarlo en tiendas como marialunarillos.com
  • Sprinkles o confetti de corazones.

Lo primero de todo es fundir el chocolate. Podéis hacerlo al baño María o al microondas. Recordad estar muy atentos e ir dándole vueltas al chocolate para que no se queme.

Cogemos un pretzel y lo sumergimos hasta la mitad. Lo sacudimos un poco para que no tenga demasiado chocolate y lo dejamos reposar sobre un papel de horno. Antes de que se seque el chocolate recuerda espolvorear los corazones de azúcar.

Ideas para servirlo: os recomiendo servir este snack viendo una peli o puedes incluso dárselo en una bonita bolsa a modo de regalo.

¡Feliz San Valentín!

Empanadillas dulces rellenas de frambuesa y arándanos

San Valentín está por llegar y dentro de poco estaremos buscando las mejores recetas para sorprender a nuestra pareja. Si queréis una receta original, dulce y muy muy muy fácil os dejo unas empanadillas dulces romantiquísimas.

Para unas 8 unidades necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 paquete de obleas para hacer empanadillas (vienen 16 unidades).
  • Queso cremoso, puede ser ricotta o queso batido.
  • Frambuesas.
  • Arándanos.
  • 2 cucharaditas de mantequilla fundida.
  • 2 cucharadas de azúcar glass (1 para mezclar con el queso y otra para espolvorear).

Lo primero que hacemos es cortar todas las obleas con forma de corazón. Yo acabo de encontrar unos moldes muy chulos en las tiendas Tiger. Vamos a trabajar sobre la mitad de las obleas, así que una vez cortadas, las ponemos encima de un papel vegetal.

Mezclamos el queso con una cucharada de azúcar glass para que quede más dulce. Untamos las obleas con queso y ponemos las frambuesas y los arándanos muy picaditos. Cogemos una mitad de las obleas que hemos cortado y la ponemos encima de la que hemos trabajado para cerrar la empanadilla. Nos ayudamos con un tenedor para cerrar bien las obleas (tomar de ejemplo la imagen).

Una vez cerradas las empanadillas, pintamos las obleas con la mantequilla derretida y las horneamos unos 5-10 minutos a 180ºc. Podremos sacar las empanadillas cuando veamos que se han hinchado por el centro y se han dorando un poco.

Por último y para darle un toque aún más dulce, le espolvoreamos azúcar glass por encima.

Os recomiendo servirlas de postre tras una cena romántica. ¡Triunfaréis seguro!